Opinión



CCOO y UGT convocan el 22 de mayo una protesta en defensa de la negociación colectiva en hostelería

Quedan por cerrar 23 convenios, 18 provinciales y seis autonómicos

Los sindicatos dicen que a pesar de la bonanza turística, la negociación colectiva del sector de hostelería no evoluciona al ritmo deseado

Los sindicatos CC OO y UGT han convocado una jornada de protesta para el próximo 22 de mayo, en defensa de la negociación colectiva en el sector de hostelería por convenios. Quieren que garanticen “la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores y los derechos arrebatados por las reformas laborales”. Cada territorio decidirá si esta jornada se desarrolla en forma de concentración de delegados o de manifestaciones.

Los dos sindicatos mayoritarios denuncian que aún quedan por cerrar 23 convenios, 18 provinciales y seis autonómicos, que afectan a 517.637 trabajadores de un total de 1,2 millones de trabajadores que emplea este sector, y denuncian que, “a pesar de la bonanza turística, la negociación colectiva del sector de hostelería no evoluciona al ritmo deseado”. Aún así han reconocido que se han conseguido algunos avances en importantes convenios como los de Granada, Ávila, Burgos, Segovia, Valladolid, Cáceres y La Rioja. En total seis convenios provinciales y uno autonómico que han supuesto que 60.000 trabajadores hayan visto renovadas sus condiciones laborales.

Los sindicatos han mostrado su preocupación por otros convenios que llevan años sin negociar, como el de restauración de la Comunidad de Madrid, el convenio autonómico de Federación de Servicios, Movilidad y el Consumo de UGT Asturias y los de Ceuta y Melilla; así como los convenios provinciales de Valencia, Castellón, Álava, Guipúzcoa, Lugo, Orense, Pontevedra.

Llamamiento a la responsabilidad

Por todo ello se realiza un llamamiento a la responsabilidad de aquellas patronales del sector de la hostelería que tienen sus convenios bloqueados para que contribuyan a una mejora del sector.

El sector pide una subida salarial que recupere el poder adquisitivo de los salarios, además de la aplicación de los convenios sectoriales en aquellas empresas que opten por externalizar servicios, mayor estabilidad en el empleo, así como la mejora de salud laboral y la conciliación de la vida personal y profesional.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*