Airbus afronta la era digital de la aviación describiendo una hoja de ruta para aeronaves autónomas

El vuelo autónomo cambiará nuestros cielos

Airbus está probando drones de carga pequeña y vehículos eléctricos de auto-pilotaje para transportar bienes y personas de manera más rápida y eficiente

La era digital de la aviación revolucionará el vuelo. Airbus ha descrito una hoja de ruta para la integración de aeronaves autónomas y una nueva era de la aviación, de manera segura, eficiente y justa, según indica el constructor aeronáutico europeo.

Nuestros cielos están más ocupados que nunca. Solo se pondrán más ocupados. En el futuro cercano, habrá 25.000 vuelos tripulados en el aire en cualquier momento dado. A ellos se unirá un tipo de aviación completamente nuevo: el avión autónomo no tripulado.

Ya, Airbus está probando drones de carga pequeña y vehículos eléctricos de auto-pilotaje para transportar bienes y personas de manera más rápida y eficiente. Este es el comienzo de una nueva era en la aviación, un momento emocionante que promete enormes oportunidades. Pero también trae riesgos que deben abordarse ahora. La seguridad es una regla fundamental en el sector aeroespacial y las nuevas formas de vuelo. El mapa de ruta para la integración segura de aeronaves autónomas afronta cómo integrar el avión autónomo

Para abordar el problema, un proyecto de gestión del tráfico no tripulado (UTM) apodado Altiscope ha lanzado Blueprint for the Sky: la hoja de ruta para la integración segura de aeronaves autónomas. “Airbus ha estado siempre en la vanguardia de la innovación en los cielos, de nuestros orígenes entre los pioneros de la industria aeroespacial de Europa, a través de creaciones en la era aeronáutica, tales como el Concorde y el Airbus A380”, dice Tom Enders, CEO de Airbus.

Este plan es una hoja de ruta para la colaboración y la cooperación que coloca a la seguridad en pie de igualdad con el avance tecnológico. Como política y reglamentación que puede regular las operaciones autónomas para garantizar que el transporte aéreo siga siendo tan seguro mañana como lo es hoy.

El plan fue revisado por IATA, NATCA, GUTMA, el Foro Económico Mundial y el Ministerio de Transporte de Nueva Zelanda. Describe una variedad de temas para una nueva era de vuelo, desde las partes interesadas hasta la configuración del tráfico aéreo y la arquitectura del sistema.

La colaboración es clave. Sobre todo, enfatiza la necesidad de que todas las partes trabajen juntas. Los profesionales gubernamentales e industriales de todo el mundo ya han iniciado esfuerzos para abordar el tema. Si bien estos esfuerzos son altamente individualizados, utilizan diferentes arquitecturas y los principios subyacentes para ser muy similares. Cada uno consiste en sistemas administrados por autoridades reguladoras, proveedores de servicios independientes, proveedores de datos, operadores y aeronaves. Este paso es positivo, pero es necesario unificar y armonizar estos sistemas para garantizar que todos los vehículos y la tecnología construida para una región sean interoperables en todas las regiones.

El vuelo autónomo cambiará nuestros cielos. Los aeropuertos de mañana estarán a nuestro alrededor: en nuestros hogares, nuestros lugares de trabajo o en los techos de los edificios. Blueprint describe la información, las reglas y los procedimientos necesarios para lograr esta visión y permitir una nueva revolución en la aviación: de manera segura, eficiente y justa.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*