La Diputación de Huelva cede a la de Cádiz el testigo de la campaña ‘No a la violencia machista’

La iniciativa está coordinada entre los ocho organismos provinciales andaluces

La Diputación de Cádiz toma el testigo de la Huelva como protagonista de esta campaña

La vicepresidenta de la Diputación de Huelva, María Eugenia Limón, ha hecho entrega a la presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, de la señal ‘No a la violencia machista‘, que identifica a los edificios públicos que la exhiben como espacios libres de violencia y como lugares de trabajo y de políticas activas contra la violencia hacia las mujeres.

La Diputación de Cádiz toma así el testigo de la Huelva como protagonista de esta campaña de sensibilización coordinada entre las ocho diputaciones andaluzas con el objetivo de reforzar el mensaje de lucha contra la desigualdad de género y la violencia machista. El símbolo de la campaña es una señal de tráfico, en apariencia, pero con forma de corazón. Y qno regula la circulación, sino que marca una “dirección prohibida”, con un mensaje alto y claro a la sociedad: “No a violencia machista”.

Maria Eugenia Limón ha recordado a las últimas mujeres asesinadas, que se suman a una lista negra de un millar desde 2003 y ha recalcado que las administraciones tienen “que liderar esta lucha”. Limón ha hecho un paralelismo entre la violencia de género y el terrorismo, ya que desde que se comenzaron a contabilizar los asesinatos machistas como tales, el numero de víctimas ha sido superior a las que registraba la banda terrorista ETA. “Esta lacra no nos deja avanzar como sociedad”, ha afirmado.

Para la presidenta de la Diputación de Cádiz, acciones como éstas muestran la “suma de esfuerzos” y la “unidad de acción” que deben prevalecer en la lucha contra esta violencia. “No toleramos, ni justificamos, y además condenamos enérgicamente cualquier tipo de violencia hacia las mujeres”, ha subrayado, añadiendo que además de las mujeres asesinadas existen otras víctimas: “un círculo invisible” que deja en una “situación muy vulnerable” al entorno de la mujer asesinada: las familias, niñas y niños huérfanos, otra “violencia silenciada”, según García.

Desde que Huelva cogió el testigo de la campaña, la señal, se encuentra en los diferentes edificios sede de la Diputación de Huelva: en la entrada principal en Gran Vía; en las entradas de las calles Fernando El Católico y San Salvador; en el Estadio Iberoamericano de Atletismo, en la sede de Desarrollo Local y en el Muelle de las Carabelas. Lugares públicos y, por lo tanto, muy adecuados para concienciar y manifestar una posición activa frente al grave problema de la violencia de género.

Esta campaña forma parte de las estrategias comunes que emprenden las ocho diputaciones andaluzas para uniformar su mensaje de manera inequívoca es este aspecto. Con anterioridad se han venido celebrando actos similares en el resto de provincias. Tras el acto en Cádiz el, la parada final tendrá lugar el Parlamento andaluz.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*