Huelva se manifiesta en el Día Internacional de las Personas Mayores por unas pensiones «dignas»

Los sindicatos piden "freno" a las políticas de recorte

Imagen de la manifestación en Huelva en defensa de las pensiones

Cientos de personas se han manifestado en Huelva este lunes, Día Internacional de las Personas Mayores, para exigir unas «pensiones dignas» y un sistema público de pensiones sostenible.

Las centrales sindicales convocantes, junto a la Plataforma Onubense en Defensa de las Pensiones Públicas y las federaciones de Asociaciones de Vecinos Tartesos y Saltés han manifestado que “necesitamos que se tomen medidas para salir de la crisis que sean las idóneas y que no afecten de manera muy desequilibrada a la parte mayoritaria, pero más débil de la sociedad y dentro de ella de forma intensa a las personas mayores”

Para las centrales sindicales, la reforma laboral ha sido «nefasta» para el sistema público de pensiones. «Vemos cómo se incrementan las pensiones de manera irrisoria, a la vez que suben elementos esenciales de consumo de forma desorbitada, lo que supone un recorte a las personas más vulnerables; por ello esperamos que los anuncios hechos por el Gobierno socialista se hagan realidad», han manifestado.

Según los sindicatos, «se habla mucho del envejecimiento activo, pero la realidad es que no se cumple, cuando las administraciones públicas tienen la obligación de buscar los recursos necesarios para ello, pues hay que reconocer el papel activo en la esfera económica que realizan las personas mayores, no sólo de ayuda económica a sus familias o como personas consumidoras activas, sino en cuidados de familiares, como los nietos», apuntan algunos de los pensionistas.

Los estudios indican que más de un tercio de las personas mayores cuidan de sus nietos, la mitad lo hacen todos los días, «lo que no sólo tendría una traducción económica directa, sino que también facilita que otros miembros de sus familias puedan desarrollar actividades laborales», ha señalado CCOO en un comunicado.

Para las centrales sindicales “los partidos políticos tienen que preocuparse de mejorar significativamente los ingresos del Sistema Público de Pensiones y de garantizar su viabilidad financiera y el permanente mantenimiento del poder adquisitivo de las personas pensionistas». Además, añaden, «hace falta una política económica que promueva un crecimiento inclusivo, con más empleo estable y salarios que participen en la prosperidad de las empresas, lo que aumentaría de manera sostenida los ingresos del sistema”.

Para las personas convocantes “habría que incrementar las cotizaciones, destopar las bases máximas de cotización manteniendo la contributividad, hacer que los autónomos coticen por sus ingresos reales, financiar los gastos de gestión de la Seguridad Social con el presupuesto del Estado, aumentar la aportación de los impuestos al presupuesto de la Seguridad Social, y combatir el fraude fiscal y la economía sumergida”

El colectivo de personas mayores es muy vulnerable a políticas de recortes, recuerdan los sindicatos, «y más cuando estamos pasando, cada vez más, a convertirnos en sustentadoras principales (en ocasiones únicas) de las siguientes generaciones pues las pensiones suponen la principal fuente de ingresos de más del 25% de los hogares”.

Por todo ello, en este día de octubre reclaman al Gobierno de la nación y al conjunto de los poderes públicos y administraciones, la derogación de las reformas y «freno a los recortes que en materia sanitaria se están llevando a cabo, como exclusión de colectivos del sistema, copago farmacéutico en la atención sanitaria (transporte sanitario no urgente, prestación orto protésicas, productos dietéticos…) y del actual modelo de copago farmacéutico por su impacto negativo, especialmente para los niveles de renta más bajos, y su inadecuación para las situaciones de especial necesidad”.

Los sindicatos abogan por potenciar los servicios de salud pública, pues «son esenciales en el desarrollo de cualquier sistema de salud y en la prevención de enfermedades, fomentando el autocuidado, pues la esperanza de vida depende, también, de factores como la riqueza y la pobreza, el empleo y el desempleo, las condiciones de trabajo, el entorno social en el que se vive, las políticas medioambientales, los niveles educativos, los hábitos saludables de vida, las infraestructuras disponibles, las políticas de salud pública, la nutrición, el ejercicio físico frente al sedentarismo y, actuar más en la prevención, en salud, vacunación, mejoras terapéuticas, etc».

Para ello, los sindicatos consideran necesario «aumentar los ingresos fiscales y garantizar los recursos suficientes para el buen funcionamiento de los servicios públicos, incluyendo el sanitario; un compromiso de garantía de suficiencia financiera en los presupuestos del SNS, tanto estatales como autonómicos, pues no se puede considerar la inversión en salud como gasto, cuando la salud actúa como motor económico y proporciona importantes retornos que oferta a la sociedad»-

UGT y CCOO aseguran que seguirán trabajando por la «reorientación» de la política económica y social que se llevó a cabo durante la crisis, pues «nos han abocado, también al colectivo de personas mayores, a un aumento de la desprotección social y a un empobrecimiento generalizado”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*