Curso de Cooperativas Agro-alimentarias de Huelva para dar a conocer las novedades de la norma BRC Food v.8

Es clave para acceder al mercado inglés, segundo destino de las exportaciones hortofrutícolas de la provincia

Profesionales de cooperativas renuevan sus conocimientos para certificar la calidad hortofrutícola de Huelva ante los mercados europeos

En plena cultura de la seguridad alimentaria, la actualización de conocimientos sobre las normas que rigen la calidad de los productos agroalimentarios es una asignatura obligada para las empresas del sector. Ante el reciente cambio de versión de la norma BRC Food, que garantiza el acceso al mercado británico, Cooperativas Agro-alimentarias de Huelva ha diseñado un curso de formación para dar a conocer los nuevos requisitos que deben cumplir desde el 1 de febrero de 2019 las cooperativas y sociedades de transformación que se auditan en esta norma.

Estar certificado en BRC es de vital importancia para los productores de frutas y hortalizas onubenses, dado que Gran Bretaña es el segundo destino de las exportaciones hortofrutícolas de la provincia, con más de 286,8 millones de euros vendidos entre enero y noviembre de 2018, según las Estadísticas de Comercio Exterior del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Asimismo, numerosas cadenas de distribución de otros países europeos también exigen el cumplimiento de la citada norma para poder comercializar las frutas y hortalizas onubenses en sus establecimientos.

Responsables y técnicos de calidad de una decena de entidades productoras de frutas y hortalizas han realizado este curso, impartido hoy por la auditora jefe BRC y capacitadora autorizada, Beatriz Cuevas Crespo, en la sede de Caja Rural del Sur en Huelva. Entre los participantes están profesionales de las cooperativas Costa de Huelva, Freslucena, Hortofrutícola de CartayaCartayfres’, Nuestra Señora de la Bella ‘Cobella’ o la SAT Condado de Huelva –todas ellas integradas en Onubafruit, cuyo Departamento de Calidad también ha asistido-, así como Cuna de Platero, Hortofrutícola de Bonares ‘Bonafrú’, Frutas El Pinar y SAT Grufesa.

Las cooperativas de Huelva destacan por el valor que le otorgan a la calidad y seguridad alimentaria certificada, dado que les incita a mantener y potenciar la mejora constante de los procesos productivos, lo que se traduce en un sello de garantía de cara al cliente. Por ello, desde la federación provincial, y a petición de sus asociados, se realiza un enorme esfuerzo por ofrecer una formación continua sobre las actualizaciones en este tipo de normas, ya sea BRC Food, IFS Food, ISO o Global GAP, Producción Integrada y Producción Ecológica, entre otras.

En línea con lo anterior, y ante la variedad de normas de calidad y seguridad alimentaria que existen, desde Cooperativas Agro-alimentarias de Huelva se apuesta por estandarizar las auditorías, ya que muchas utilizan los mismos criterios de evaluación y tienen similares objetivos. Un sistema homogéneo redundaría en beneficio de las empresas del sector, ya que estarían sometidas a menos burocracia y sería un sistema más lógico y sostenible en términos económicos.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*