“Colapso” en la prisión de Huelva al suspenderse las consultas médicas por falta de personal

Se agrava el problema con el reparto de medicación psicotrópica, según Acaip

Centro penitenciario de Huelva

El sindicato Acaip ha criticado este miércoles el “colapso” del Centro Penitenciario de Huelva ante la “falta de personal” que ha provocado que “se suspendan las consultas médicas” a la población reclusa, por lo que “solamente se atienden urgencias, sin garantizar el derecho a la atención sanitaria y especializada”.

Acaip explica que el envenenamiento de seis funcionarios de esta cárcel el pasado mes de noviembre ha provocado “una falta de personal sanitario alarmante y carga de trabajo dirigida al personal sanitario” y asegura que dicho episodio “ha afectado psicológicamente a los trabajadores”.

Según este sindicato, actualmente hay en plantilla en activo tres auxiliares de clínica, cuatro enfermeros y tres médicos para una población de 1.200 presos, tratándose de “un panorama totalmente insuficiente para velar por la salud de los internos a cargo de los trabajadores de nuestro centro penitenciario”, dado que “también la plantilla de personal sanitaria se ha reducido a más de la mitad a pesar de las incorporaciones producidas”.

A todo ello se suma, denuncia Acaip, que “más del 30 por ciento de los más de 1.200 internos están sometidos a tratamientos con medicación psicotrópica, e internos que están sometidos a programas de deshabituación con metadona cerca del 15 por ciento”.

Por ello, Acaip ha alertado del “colapso” que ha obligado a “suspender la realización de consultas médicas a la población reclusa ante la falta de personal” por lo que “solamente se atienden urgencias y, por tanto, la administración penitenciaria no garantiza el derecho a la atención sanitaria y especializada que necesita una población reclusa donde un número importante padece enfermedades crónicas o psiquiátricas que necesitan un seguimiento sanitario continuo”.

Esta falta de personal sanitario, señala, “ha agudizado un problema histórico como es el reparto de medicación psicotrópica entre la población reclusa, aumentando los intervalos del reparto de esta medicación con el consiguiente peligro de la población reclusa”. Además, indica que “se está convirtiendo en algo desgraciadamente habitual el traslado urgente de internos a enfermería para ser atendidos en situaciones de extrema gravedad para su salud, como son los casos por sobredosis, que están aumentando considerablemente”.

El sindicato también ha criticado que se han producido “modificaciones” en las normas regimentales que han convertido el módulo de Enfermería en el “epicentro del centro penitenciario, por donde pasan más de 200 internos todos los días, poniendo en grave peligro la seguridad del centro y de los trabajadores de instituciones penitenciarias”, porque “no se puede dotar al módulo residencial de personal de vigilancia suficiente dadas las carencias existentes”

A todo esto se añaden los “incidentes regimentales” que se producen en el módulo de Enfermería, “dado el gran número de internos que pasan a lo largo del día”, que lo convierten “en uno de los módulos con más incidentes regimentales y de mayor violencia”.

Acaip lamenta que la administración penitenciaria “no termina de solucionar el grave problema de déficit de personal sanitario que hay” en el Centro Penitenciario de Huelva. “Se han realizado parches temporales de incorporación de personal sanitario que no han resuelto el problema entre otras razones por las trabas administrativas para incorporación de nuevo personal al centro penitenciario”, señala.

Así, el sindicato ha pedido la cooperación de las administraciones sanitarias -estatal y autonómica- para “resolver un problema grave de salud pública que afecta a la asistencia sanitaria de la población reclusa y la tranquilidad de sus familias y la seguridad de todos los trabajadores penitenciarios de la prisión de Huelva”.

Acaip ha solicitado reuniones con el consejero de Salud y Familia de la Junta, Jesús Aguirre, y los responsables de los partidos políticos para “intentar encontrar soluciones a este problema que la administración es incapaz de resolver”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*