El obispo preside esta tarde la Misa de imposición de Cenizas en la Catedral

Imposición de ceniza el pasado año

El obispo de Huelva, José Vilaplana, presidirá esta tarde, a las 19.30 horas, la Misa de Imposición de Cenizas en la Catedral de nuestra ciudad.

Comienza así la Cuaresma 2019 y con tal motivo el obispo ha difundido su Carta Pastoral de Cuaresma: “No sin el domingo”. (Aquí tienes la carta completa).

 

En ella recuerda que la celebración de la Pascua del Señor requiere un tiempo de preparación intensa: la Cuaresma. “Necesitamos abrir el corazón y purificarlo para acoger en nuestra vida el gran don del amor de Dios manifestado, sobre todo, en la Pasión, Muerte y Resurrección de su Hijo”. 

Insiste en que el tiempo de Cuaresma nos invita a centrarnos en lo fundamental de la vida cristiana, tantas veces difuminada y dispersa en una sociedad que la oculta tras lo superficial y secundario. La Cuaresma nos sitúa ante el “mandamiento principal”: Amarás al Señor con todo el corazón y al prójimo como a ti mismo (Cf. Mt 22, 37-39). 

Dice en su misiva el obispo de Huelva que la Pascua nos hace presente el amor de Dios que nos ha devuelto la vida en la Muerte y Resurrección de Jesucristo, nuestro Señor. “Y, si Él nos ha amado así, estamos llamados a corresponder a su amor. Todos podemos mostrar el amor al Señor de muchas maneras. Pero, si hay un día en el que, juntos como Iglesia, mostramos nuestra gratitud al Resucitado, es el domingo, el Día del Señor. Un día para la comunidad cristiana, la familia y el descanso”.

 

“Mostremos nuestro amor a Dios dedicándole con alegría este día en que los cristianos testimoniamos ante el mundo que Cristo ha resucitado”, comenta mientras explica que “El corazón del domingo es la Eucaristía”-

Recuerda José Vilaplana quel Papa en su mensaje para la Cuaresma de este año, nos invita a cuidar la Creación. El domingo nos ofrece la posibilidad de disfrutar de las maravillas que Dios ha creado y de tomar conciencia del cuidado que requiere la “Casa Común”.

No olvida amar al prójimo y recuerda que las prácticas cuaresmales: oración, limosna y ayuno, son medios que educan nuestra sensibilidad, para vivir más libres de nuestros caprichos.

Agradezce la generosidad mostrada con el “gesto de Cuaresma”, que este 2019 cumple diez años; especialmente la mostrada el curso pasado hacia el Hogar Santa María de los Milagros. “Tanto las Hermandades, como las Parroquias, con la coordinación de Cáritas, habéis hecho posible que, quienes carecen de hogar, encuentren un lugar de acogida en los momentos críticos de la enfermedad”. 

Finaliza la Carta asegurando que “Si vivimos la Cuaresma como tiempo de conversión, dejándonos trabajar interiormente por el Señor, desembocaremos en la Semana Santa con el corazón bien dispuesto para un encuentro vivo con Jesucristo”. “Las celebraciones litúrgicas vividas en el interior de nuestras parroquias y las manifestaciones de fe por nuestras calles nos darán la oportunidad de unirnos más a Cristo y de testimoniarlo a todo el mundo. Serán momentos intensos de una Pascua solemne que encontrará eco durante todo el año en la pascua semanal cada domingo. No vivamos solo el flash intenso de unos días extraordinarios y mantengamos la lámpara encendida todos los días del año”, concluye.

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*