Los precios subieron en febrero un 1,1% por el incremento de las gasolinas y los alimentos

Las patatas, lo que más sube en el último año (+13,8%), y el aceite, lo que más baja (-13,4%)

En términos mensuales, el IPC avanzó un 0,2% en febrero, su mayor alza en este mes desde 2015

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,2% en febrero en relación al mes anterior y elevó una décima su tasa interanual, hasta el 1,1%, según los datos definitivos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que coinciden con los avanzados a finales del mes pasado. Estadística ha atribuido el repunte de la tasa interanual del IPC de febrero al encarecimiento de las gasolinas y de determinados alimentos, como las legumbres y hortalizas.

La tasa interanual de febrero es la trigésima tasa positiva que encadena el IPC interanual e implica que los precios son hoy un 1,1% superiores a los de hace un año. Con el dato de febrero, el IPC suma cuatro meses consecutivos con tasas interanuales inferiores al 2%.

La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, disminuyó una décima en febrero, hasta el 0,7%, su tasa más baja desde julio de 2016. De esta forma, la subyacente se sitúa cuatro décimas por debajo de la tasa de IPC general.

En el segundo mes del año, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa anual en el 1,1%, una décima más que en enero.

Según el INE, entre los grupos que contribuyeron a la aceleración de la tasa interanual del IPC en febrero se encuentran el transporte, que elevó dos puntos su tasa anual, hasta el 1,8%, por los carburantes, y los alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya tasa anual aumentó cinco décimas, hasta el 1,4%, por las legumbres y hortalizas frescas y la evolución de los precios del pescado y el marisco.

Por contra, se registraron descensos en las tasas anuales de los grupos de vivienda, ocio y cultura y comunicaciones. En concreto, la tasa interanual del grupo de vivienda bajó un punto y medio, hasta el 0,9%, por el abaratamiento de la electricidad; la de ocio y cultura disminuyó siete décimas, hasta el -1,6%, por la menor subida de los precios de los paquetes turísticos respecto a febrero de 2018, y la de comunicaciones retrocedió más de un punto, hasta el 1,5%, debido a que los precios de la telefonía subieron más en 2018 de lo que lo hicieron este año.

La mayor subida mensual desde 2015

En términos mensuales, el IPC avanzó un 0,2% en febrero, su mayor alza en este mes desde 2015, cuando los precios también subieron un 0,2%.

Este repunte se debe principalmente a los aumentos de precios del transporte (+1,5%) por las gasolinas; de los hoteles (+0,5%) por los servicios de alojamiento; del ocio y la cultura (+0,7%) por los paquetes turísticos, y de los alimentos (+0,3%) por el encarecimiento de las frutas y las legumbres y hortalizas.

En sentido contrario, el grupo de vivienda recortó sus precios un 1,1% en febrero en relación al mes anterior por el abaratamiento de la luz, y el vestido y el calzado los redujo un 1,5% coincidiendo con el fin de las rebajas de invierno.

Por rúbricas, las que más elevaron sus precios en tasa mensual fueron las frutas frescas (+3,4%), las legumbres y hortalizas frescas (+3,1%), el transporte personal (+1,6%) y las patatas y sus preparados (+1,5%). Por el contrario, los mayores descensos mensuales se registraron en la carne de ovino (-3,4%), el pescado fresco y congelado (-2,7%) y el calzado de niño (-2,6%).

En tasa interanual, las rúbricas que experimentan los mayores descensos de precios son los aceites y grasas (-13,4%), el transporte público interurbano (-4,4%) y los objetos recreativos (-2,9%). En el lado opuesto, los mayores ascensos de precios en el último año los experimentan las patatas y sus preparados (+13,8%), las legumbres y hortalizas frescas (+10,3%) y las frutas frescas (+3,2%).

La tasa anual del IPC aumentó en febrero en diez comunidades autónomas, bajó en Canarias y se mantuvo en Baleares, Murcia, Extremadura, Comunidad Valenciana, Aragón y La Rioja. Los mayores repuntes, de tres décimas, se registraron en Castilla-La Mancha, Navarra y País Vasco.

Las regiones que presentaban en febrero las mayores tasas anuales de IPC fueron Navarra (1,6%) y Madrid (1,5%), mientras que Murcia registró la tasa más baja (0,6%).

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*