Opinión



CEOE advierte de un perfil de desaceleración del Producto Interior Bruto, mayor de lo previsto

La falta de estabilidad económica y política será un freno para el dinamismo de la demanda interna

La CEOE asegura que el incremento de la incertidumbre y el aumento de los costes para las empresas están suponiendo un freno en las decisiones de inversión

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha advertido que la revisión de la cifras de PIB realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) evidencian un “perfil de desaceleración más intenso” del que se deducía con los datos avanzados a finales de enero. La patronal cree que esta tendencia “condiciona negativamente la trayectoria de 2019”, motivo que llevó a la CEOE ha rebajar su previsión de crecimiento del PIB para este año hasta el 2,1%.

La organización empresarial ha señalado que el crecimiento de la economía española en 2018 (2,6%), aunque elevado y superior al de sus socios comunitarios, “refleja la senda de desaceleración y un patrón menos equilibrado que en años anteriores, ya que la aportación del sector exterior ha sido negativa por la mayor desaceleración de las exportaciones”.

“La demanda interna ha contribuido al crecimiento en una magnitud similar a la de 2017, mientras que el sector exterior ha tenido una aportación más negativa. Con todo, estos resultados han permitido continuar con la corrección de los desequilibrios en 2018, en el sentido de que la economía siguió manteniendo capacidad de financiación, la tasa de paro se redujo, la inflación se moderó y el déficit público continuó descendiendo”, han señalado desde la CEOE, donde han alertado de que el incremento de la incertidumbre y el aumento de los costes para las empresas están suponiendo un freno en las decisiones de inversión.

De cara a 2019, la CEOE dice que el contexto internacional previsto no sustentará un elevado avance de nuestras exportaciones, mientras que la falta de estabilidad económica y política y la consiguiente incertidumbre será un freno para el dinamismo de la demanda interna. A este respecto, la revisión del INE pone de manifiesto un perfil de desaceleración más intenso que el que se deducía del avance publicado en enero, en línea con lo previsto por CEOE. “Esta tendencia condiciona negativamente la trayectoria de 2019, tal y como anticipamos con nuestra revisión a la baja del PIB de 2019 hasta el 2,1%”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*