El cocinero aracenense Javier Fuster rinde tribuno a la Semana Santa

Uno de los platos creados por Javier Fuster en homenaje a la Semana Santa

Que la gastronomía puede ligarse a cualquier manifestación humana, ya lo sabíamos. Es una de las acciones del ser humano que mejor se vincula con cualquier ámbito de la vida. Y mucho más, cuando la imaginación se pone en marcha para aliarse con la afición. Esto es lo que ha pensado Javier Fuster, cocinero aracenense que ha decidido realizar dos platos para rendir homenaje a dos manifestaciones muy propias de estas fechas.

La primera la ha titulado ‘Venga de frente’, y supone su reconocimiento a la Cuaresma, en general. Se trata de un salmón a baja temperatura sobre emulsión de langostinos y bacalao con flor seca de maíz y flores de borraja con aroma de incienso. El dorado representa el característico color de los pasos de misterio, mientras que y la flor seca quiere simbolizar la petalada que suele arrojarse al paso de los palios que cobijan a las vírgenes dolorosas.

Pero, no contento con ofrecer este plato en su restaurante de Los Marines, ha querido agradecer la labor de la Banda de Cornetas y Tambores de Aracena, a quien ha dedicado su ‘Solomillo Asotam’, incorporando las iniciales del nombre de la Asociación de Amigos de la Corneta y el Tambor, que da cobijo a los músicos aracenenses. En esta ocasión, es un solomillo a 54 grados con emulsión de jamón y trufa, perdiz, queso de cabra, arándanos y flor seca de maíz.

Ha querido representar el tambor con las baquetas y su palillera, la corneta y el banderín, elementos propios de las bandas de música. Todo emplatado en una baldosa que representa las calles que tanto patean estos músicos para interpretar sus marchas.

La relación de Fuster con esta banda viene de lejos, ya que ejerce como costalero en la Semana Santa de Aracena desde 1999 y ha cultivado la amistad de los artistas que conforman la banda.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*