Los agricultores cobijan poblaciones de insectos polinizadores con la ayuda de UPA

Labores de siembra de márgenes en un campo de cereal con variedades vegetales destinadas a cobijar insectos polinizadores

La contaminación, el cambio climático y otros factores se han llevado por delante más de un cuarto de la población de abejas en veinte años. Ahora, esta especie y otras de igual importancia para la polinización de las flores, contarán con los agricultores como aliados gracias a Polinizup, un proyecto de la organización agraria UPA con el que se proporcionarán hábitats adecuados para estos insectos.

Los datos recogidos por expertos de todo el mundo lo confirman: las poblaciones de insectos polinizadores están en claro declive. Las poblaciones de abejas disminuyeron en Europa un 25% entre 1985 y 2005. Otras especies están padeciendo la misma suerte. El 46% de las 68 especies de abejorros europeos están en declive y el 24% en peligro de extinción. También las mariposas. En las dos últimas décadas se han reducido a la mitad las poblaciones de lepidópteros de las praderas, según la Agencia Europea de Medio Ambiente.

Esto supone una grave amenaza tanto para el reino animal como para la seguridad alimentaria. La FAO considera que de las poco más de 100 especies de cultivos que proporcionan el 90% del suministro de alimentos para 146 países, 71 son polinizadas por abejas (casi todas silvestres) y muchas otras por trips, avispas, moscas, escarabajos, polillas y otros insectos. Por eso, las Naciones Unidas han reclamado a los Gobiernos de todo el mundo ponerse manos a la obra para salvar a abejas, abejorros y mariposas. Y, por eso, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) quiere ayudar a incrementar las poblaciones de polinizadores mediante la creación de hábitats adaptados a las especies de insectos y a las condiciones locales.

Esta organización ha lanzado “Polinizup”, un proyecto pionero en España. Los trabajos ya han comenzado y se alargarán hasta finales del mes de julio a través de prácticas agrarias concretas, como la siembra de ciertas especies vegetales (Sinapis alba, Medicago sativa, Salvia verbenaca, Vicia sativa, Chysanthenum coronarium, Anacyclusclavatus, Coriandrum sativus o Calendula officinalis) en los márgenes entre cultivos o entre las líneas de los árboles.

UPA espera que Polinizup contribuya de manera definitiva a estos insectos. Además de la difusión y concienciación, el proyecto también cuenta con una parte de análisis en la que se investiga qué plantas herbáceas son más idóneas para favorecer a los polinizadores y a otros insectos beneficiosos, así como el seguimiento de las poblaciones de polinizadores.

El proyecto Polinizup de UPA cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y de Syngenta. La idea fundamental es adquirir experiencia práctica sobre medidas concretas que favorezcan a las poblaciones de insectos polinizadores.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*