CEOE y Cepyme piden un Gobierno estable y de moderación para recuperar el ritmo de creación de empleo

Ven "insólitos" los datos de julio ante la ralentización laboral

CEOE considera que los datos de paro son "insólitos para un mes de julio", al tratarse de una época estival en la que tradicionalmente el empleo posee un buen comportamiento asociado a actividades veraniegas

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), que considera que los datos de empleo y paro de julio evidencian una “importante ralentización de la economía y del mercado laboral, con unos datos insólitos para un mes de julio”, ha pedido un Gobierno estable para que la economía se recupere.

Así lo ha publicado CEOE en su Observatorio del mercado laboral, correspondiente al mes de agosto y después de la publicación de los datos de paro del mes de julio, cuando el desempleo bajó en 4.253 personas, la menor caída en ese mes de los últimos once años, en tanto que se ganaron 15.514 afiliados, con un nuevo récord de 19,5 millones de ocupados.

Apunta que, al igual que la EPA del segundo trimestre, los datos de empleo, desempleo y afiliación del mes de julio evidencian una “importante ralentización de la economía“, que a su juicio está claramente afectada por la desaceleración de la economía mundial y, más particularmente, por la desaceleración de la economía de la zona euro.

Dice que la caída del paro en julio es la más baja en ese mes desde 2008, a pesar de la habitual buena evolución del empleo en los meses de verano, al tiempo que el crecimiento de la afiliación es el más moderado desde 2012, siendo el segundo peor en un mes de julio de toda la serie histórica, lo que evidencia una “ralentización del mercado laboral”.

CEOE considera que los datos son “insólitos para un mes de julio“, al tratarse de una época estival en la que tradicionalmente el empleo posee un buen comportamiento asociado a actividades veraniegas, que cohabitan con las todavía altas tasas de desempleo de España, de “marcado carácter estructural”.

Por ello la patronal ve imprescindible la adopción de políticas que garanticen la inversión y la creación de empleo, al igual que un marco político estable “que aporte seguridad y predictibilidad”.

Por su parte, la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) ha pedido “contar cuanto antes con un Ejecutivo que garantice la estabilidad y la moderación” con el fin de recuperar los ritmos de creación de empleo.

Cepyme quiere que este nuevo Gobierno “genere la confianza necesaria en los mercados internacionales para incentivar la inversión y favorecer el crecimiento económico” y ha reclamado “contar cuanto antes con políticas y medidas orientadas a reducir el desempleo en un marco de diálogo y negociación”.

La patronal de la pequeña y mediana empresa ha realizado estas valoraciones tras conocer la reducción del paro. Y ha destacado que el aumento de afiliados a la Seguridad Social, 15.514 nuevos afiliados (+0,08%), es el menor incremento en un mes de julio en siete años, algo que “contrasta” con el incremento de hace un año, cuando en julio de 2018 se registraron 35.819 trabajadores ocupados más.

Para Cepyme, estos datos “confirman el proceso de desaceleración de la economía española“, y esperan a completar esta información con la evolución de otros indicadores pendientes para comprobar el grado de intensidad de este proceso de ralentización.

“La desfavorable evolución de la inversión junto a la menor demanda procedente del exterior hace más relevante el seguimiento de la evolución de los costes laborales unitarios, en particular, de aquellos sectores que se están viendo más expuestos a la competencia, así como el de las empresas de menor dimensión”, concluye Cepyme, asegurando que “la parálisis política en la que estamos inmersos está relegando el desarrollo de estas políticas y medidas de impulso necesarias y puede condicionar el ritmo de crecimiento económico, poniendo en riesgo también la continuidad de la recuperación del empleo”.

“Por ello, desde CEPYME, insistimos una vez más en la necesidad de culminar cuanto antes los procesos de formación de los Gobierno central y autonómicos y recuperar el pulso político para dar prioridad a la recuperación económica y del empleo. Todo ello en un marco de estabilidad y moderación, que es el contexto más adecuado para el fortalecimiento de la actividad productiva y poniendo a las pymes como eje central de las políticas económicas, ya que son estas empresas las responsables del 75% del empleo en nuestro país”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*