La huelga de transportistas amenaza con dejar Portugal sin combustible y en Ayamonte hay largas colas

La protesta obliga a racionar los carburantes y los sindicatos amenazan con incumplir los servicios mínimos

En la localidad de  Ayamonte, en Huelva se han vivido colas en las gasolineras y tres de cada 5 coches que repostaban combustible eran portugueses

La huelga de transportistas amenaza con dejar a Portugal sin combustible. El país vecino afronta desde este lunes y por tiempo indefinido una nueva huelga de transportistas de mercancías peligrosas que tendrá efectos sobre el abastecimiento de combustible, a pesar de las medidas tomadas los últimos días para preparar al país. El paro ha obligado a racionar el combustible, con unas cargas máximas de 15 o 25 litros en función de la gasolinera.

La huelga llega en medio de las vacaciones de verano y tan sólo cuatro meses después de la anterior en el sector, que provocó problemas de abastecimiento en los aeropuertos y el transporte público, y dejó gasolineras secas por todo el país.

En las primeras horas de hoy 430 gasolineras estaban sin gasolina o gasóleo, lo que representan aproximadamente el 15% del total de puestos para repostar de Portugal. Aunque el país tiene reservas para tres meses, según el Gobierno, el problema estará en su transporte hasta los puestos de abastecimiento.

Con la movilización, el Sindicato Nacional de Transportistas de Mercancías Peligrosas y el Sindicato Independiente de los Transportistas de Mercancías exigen a patronal del sector, Antram, que cumpla el acuerdo firmado tras el anterior paro, que reconoce aumentos salariales para los transportistas.

El Gobierno portugués ha puesto en marcha varias medidas para mitigar los efectos de la paralización y evitar que se repita el caos vivido en abril. Ha establecido servicios mínimos del 100% para prioritarios -como aeropuertos, puertos, servicios de seguridad, bomberos y emergencias médicas-, del 75 % para transporte público y del 50% para el suministro general de ciudadanos.

El racionamiento de combustible impone a los conductores un límite de 15 litros de gasolina o gasóleo por repostaje en las gasolineras especialmente designadas por el régimen de servicios mínimos decretado por el Gobierno, y de 25 litros en todas las demás gasolineras.

Los sindicatos han dicho que dejarán de cumplir los servicios mínimos porque a su juicio la protesta ha sido saboteada en las primeras horas y denuncian que varios camiones cisterna con combustible comenzaron a operar antes de las 7 de la mañana hora local, cuando estaba previsto que los servicios mínimos comenzasen una hora más tarde. Un reparto que “no estaba previsto”. Aseguran que hay policías y ejército escoltando los camiones y que no fue el sindicato el que rompió los servicios mínimos”.

En los últimos días miles de ciudadanos han acudido de forma generalizada a llenar el depósito por precaución. Algunos de ellos lo han hecho incluso en gasolineras españolas al otro lado de la frontera, donde además el precio del combustible es más barato. Así, en la localidad de  Ayamonte, en Huelva se han vivido colas en las gasolineras y tres de cada 5 coches que repostaban combustible eran portugueses. Lo mismo ocurría en otras gasolineras españolas cercanas a la frontera portuguesa. En Tavira ya no hay gasolina y tampoco en otras localidades del Algarve.

Cerca del mediodía, un 15% de las poco más de 3.000 estaciones lusas estaban totalmente secas, según la agencia AFP. Por ello, muchos portugueses  cruzaron la frontera para abastecerse en España, sobretodo en Huelva, donde se vieron largas colas en las gasolineras, según ha advertido la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM).

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*