Rebajan las penas a los tres implicados en el apuñalamiento del policía local de Punta Umbría, que se muestra “decepcionado”

Los acusados reconocen los hechos y confiesan su arrepentimiento

Imagen de la agresión al al subinspector jefe de la Policía Local de Punta Umbría

Los tres acusados por su supuesta relación con los hechos ocurridos el 7 de agosto en la playa de Punta Umbría (Huelva), donde resultó herido de arma blanca el subinspector jefe de la Policía Local en el marco de una operación contra la venta ambulante ilegal, han reconocido los hechos en el juicio rápido que se ha celebrado este miércoles y los dos vendedores ambulantes ilegales han pedido perdón.

Durante la sesión del juicio, que ha tenido lugar en el Juzgado de lo Penal 1 de Huelva, el principal acusado de asestar cinco puñaladas al jefe de la Policía Local, y que se encuentra en prisión provisional, ha reconocido los hechos y ha confesado estar arrepentido. El detenido padece hipoacusia y un retraso mental ligero y el fiscal, que h rebajado la petición de pena, pide para él dos años de cárcel por un delito de atentado contra la autoridad pública, con la agravante de utilización de instrumento peligroso y otros cuatro delitos leves de lesiones.

También han reconocido los hechos los otros dos inculpados. Otro vendedor sin papeles, hermano del primero, que se enfrenta a un delito de atentado, y un bañista, que trató de evitar la actuación de los agentes de policía que acompañaban al jefe, acusado de resistencia a la autoridad y un delito grave de lesiones.

Para el primero, la Fiscalía solicita seis meses de prisión por un delito de atentado a la autoridad y una multa de un mes con tres euros diarios por los tres delitos leves de lesiones, y para el bañista, solicita seis meses de multa y finalmente no se le impugna por el delito leve de lesiones a un agente.

Por su parte, el subinspector jefe de la Policía Local ha asegurado en la sala que las cicatrices de las heridas le impiden hacer vida normal y a nivel psicológico ha explicado que no entiende “cómo una sanción administrativa termina acuchillando al jefe de la Policía Local”. Ya fuera de la sala, ha confesado a los periodistas que la rebaja de pena a los acusados la acoge con “decepción”.

El próximo lunes se conocerá la sentencia.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*