Indignación en el Molino de la Vega por los actos vandálicos, la inseguridad y la proliferación de ocupas

Vox pide al Ayuntamiento el refuerzo del dispositivo de seguridad y asesoramiento a los vecinos

Los vecinos protestan ante el local de ocupas de la Avenida Costa de la Luz

El Grupo Municipal Vox en el Ayuntamiento de Huelva lleva al Pleno del próximo miércoles una moción ante el incremento de actos vandálicos desde el verano hasta la actualidad y la presencia de ocupas en varios puntos del Molino de la Vega. Esta situación ha propiciado, tal y como asegura la presidenta de la asociación vecinal de esta barriada, María Teresa Paús, que “la inseguridad y el miedo” aumenten en las calles de esta zona de la ciudad, en la que residen miles de familias.

Según indica el portavoz, Wenceslao Font Briones, a los problemas de insalubridad que ya acarrea esta zona “olvidada por la Edusi, necesitada de un plan integral y urgente de limpieza en sus calles, con solares abandonados, plazas que finalmente no se hicieron y promociones de viviendas paradas, ahora se unen la inseguridad y la intranquilidad que los vecinos aseguran vivir”.

Font recuerda que en la noche del 5 al 6 de enero, dos contenedores fueron quemados en el Paseo de las Palmeras, esquina con Fuenteheridos (a la altura de la Caja Rural). El pasado 7 de enero, en la calle Santiago Apóstol rompieron los cristales de cuatro vehículos. Además, el 9 de enero se produjo un incendio en la cuarta planta del edificio ubicado en el número 14 de Macías Belmonte. Efectivos de bomberos se desplazaron a la zona para sofocar las llamas, sin que, afortunadamente, se registraran daños personales.

Según la asociación vecinal, el fuego se originó en un ático ocupado, si bien también habría otro piso ocupado en el mismo edificio. Del mismo modo, en el número 53 (última nave) de la calle Santiago Apóstol, hay presencia de ocupas que, en palabras de Teresa Paús, “alteran la paz de los vecinos por los golpes, peleas y basuras que dejan tiradas” y “hay un posible punto de venta de drogas”, por el movimiento de personas que entran y salen.

Font Briones añade que “según nos aseguran, podría tratarse de las mismas personas que antes ocupaban el local de la calle Punta Umbría y que tras dos años de protestas de los vecinos fueron desalojados. Ya en el Pleno de octubre, desde el Grupo Municipal VOX alertamos de esta posibilidad”.

Por si todo esto fuera poco, en la mañana del 12 de enero, más de una veintena de vehículos aparcados en la calle Santiago Apóstol y Fuenteheridos aparecieron con los neumáticos rajados.

Wenceslao Font en el edificio donde se registró un incendio recientemente

Ante esta situación insostenible, la presidenta de la Asociación Molino de la Vega ha trasladado estos problemas al equipo de Gobierno del Ayuntamiento, a la Jefatura de la Policía Local, a la Policía Nacional y ha solicitado, además, una reunión con la subdelegada del Gobierno.

Los vecinos piden el desalojo de los pisos ocupados y una mayor vigilancia policial para que cesen los actos vandálicos. Temen que el barrio pueda vivir la misma situación límite que tuvieron que soportar los vecinos de la Avenida Costa de la Luz.

“Desde Vox defendemos que el derecho a la propiedad privada es uno de los pilares de un estado democrático, y esto debe garantizarse mediante acciones contundentes frente a las mafias de ocupas. Creemos que la ley exprés no está agilizando los desalojos y de hecho, sostenemos que los ocupas sean desalojados en cuestión de horas y se les excluya de ayudas sociales”, valora Font Briones.

Aunque el portavoz asegura que su grupo es consciente de la limitación de las competencias del Ayuntamiento en esta materia, sí considera que la Corporación “debe comprometerse a escuchar, apoyar y mediar para solucionar este grave problema. Estar, en definitiva, junto a las familias afectadas ayudándoles en todo lo que necesiten y actuando en todo lo que es competencia municipal”.

Por ello, en la sesión plenaria del próximo miércoles, Vox pedirá que el Ayuntamiento ponga en marcha un dispositivo de seguimiento y de seguridad a cargo de la Policía Local, en colaboración con la Policía Nacional, en la barriada del Molino de la Vega, para evitar que se sigan produciendo incidentes de este tipo. Y en caso de que el dispositivo esté en marcha, “que sea reforzado para mayor seguridad de los vecinos”.

Además, Font también pedirá que el Ayuntamiento apoye, acompañe y asesore en cuantas gestiones sean necesarias a los vecinos del Molino de la Vega, “así como a los de otros barrios que puedan sufrir este problema de ocupación ilegal, para que no se sientan desprotegidos y estén acompañados en los procedimientos que deben afrontar”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*