Opinión



El Centro CIDERTA de la UHU acoge a estudiantes de secundaria de Huelva para realizar talleres científico-técnicos

Visita de estudiantes de secundaria al centro CIDERTA de la UHU.

A lo largo de la mañana, los estudiantes, acompañados por una tutora del Colegio, han participado activamente en el centro CIDERTA en cuatro talleres científico-técnicos, preparados para instruirles en el funcionamiento y aplicaciones de diferentes equipamientos científicos de última generación, centrándose en técnicas de cromatografía, microscopía y biotecnología. Estos talleres han sido impartidos por media docena de profesionales, todos técnicos cualificados del LICAH e investigadores del grupo Biotecnología de Algas de la Universidad de Huelva, acompañados del responsable del grupo Carlos Vílchez, así como del profesor y Decano de la Facultad de Experimentales, Rafael Torronteras.

Los talleres científico-técnicos de CIDERTA, instaurados hace más de un lustro gracias a la participación de institución en el programa de Campus Científico de Verano del Gobierno de España, tienen como objetivo despertar la vocación científica en jóvenes estudiantes de bachillerato y se han consolidado como una actividad demandada por Centros de Enseñanza Secundaria de toda la provincia de Huelva, suponiendo una oportunidad única para estudiantes de bachillerato, de entrar en contacto con laboratorios científico-técnicos, equipamientos y personal especializado en el ámbito de la química, la bioquímica, la biología y la biotecnología.

Tras su llegada a primera hora de la mañana, los estudiantes recibieron una breve explicación sobre CIDERTA y sobre los talleres en los que iban a participar. Seguidamente, se dividieron en grupos reducidos, no superiores a 9 personas, que fueron rotando por cada uno de los talleres cuya duración aproximada es de una hora. Dos de los talleres se realizan habitualmente con equipamientos propios del servicio del LICAH.

En particular, el taller de microscopía electrónica, dirigido por el Prof. Rafael Torronteras, del área de Biología Celular de la Universidad, asombró a los jóvenes, que pudieron comprender cómo se obtienen espectaculares y detalladas imágenes de la estructura celular, que los estudiantes conocen sólo a través de ilustraciones de sus manuales de estudio. Además, se les ofrecieron explicaciones sobre la utilidad de la microscopía electrónica en biomedicina, biotecnología, biología y alimentación.  El taller de microscopía electrónica se completó, de la mano de personal técnico especializado del Centro, con la microscopía óptica, que permitió a los estudiantes familiarizarse con el manejo del microscopio en laboratorio mediante la visualización y explicaciones de numerosas preparaciones de células y tejidos.

Un segundo taller, dedicado a técnicas analíticas instrumentales cromatográficas y espectroscópicas, permitió a los jóvenes visitantes conocer cómo analizar cualquier elemento de la tabla periódica en una amplia variedad de muestras líquidas y sólidas. Asimismo, tuvieron la oportunidad de conocer con detalle instrumentación cromatográfica que permite la separación, identificación y determinación de los componentes químicos en mezclas complejas. El taller se completa con una demostración de cómo determinar el grado alcohólico de vinos y bebidas espirituosas con un destilador enológico, en la que los alumnos participan activamente en la preparación de la muestra y la obtención de los resultados.

Finalmente, el taller de biotecnología de microalgas les sumergió en la producción y aplicaciones de dichos microorganismos. Los estudiantes tuvieron en sus manos una amplia muestra de productos comerciales que contienen microalgas, destinados a la alimentación humana, alimentación animal, cosmética, salud, fertilización e industria química, y plantearon numerosas cuestiones sobre su utilización. Seguidamente, pudieron preparar sus propios cultivos de microalgas que se llevaron consigo para continuar las observaciones en su Centro de estudios, y visitaron las instalaciones de la Planta Experimental de Biotecnología de Microalgas.

CIDERTA, con el compromiso voluntario de su personal y de investigadores vinculados a la Facultad de Experimentales y a RENSMA, contribuye de esta forma a la función social de la Universidad de Huelva al acercar la ciencia y la tecnología a los más jóvenes, promoviendo las vocaciones científicas y apoyando al profesorado de bachillerato en la formación de sus estudiantes. La pasada semana asistieron a los talleres una treintena de estudiantes del CES Pablo Neruda de la capital, y durante los próximos meses, otros Centros de Enseñanza Secundaria de la provincia disfrutarán de los talleres ofertados por este centro científico-técnico de la Onubense, dependiente del Vicerrectorado de Investigación y situado en el Parque Huelva Empresarial.

El Centro alberga una amplia unidad de servicios científico-técnicos centralizados, LICAH, así como laboratorios de investigación en biotecnología. De una parte, el LICAH ofrece, a investigadores y a Instituciones públicas y privadas, un servicio de análisis químico, certificado y auditado anualmente, enfocados de manera preferente al ámbito agroalimentario, ambiental, geoquímico e industrial. Cuenta con personal técnico de plantilla, especialistas en las técnicas y equipamientos del Centro, y gestiona anualmente miles de muestras de más de 100 solicitantes.

De otra parte, la tercera planta del CIDERTA cuenta con cuatro laboratorios dedicados a investigación científica, que constituyen la Unidad de Biotecnología de la Universidad de Huelva. Esta Unidad cuenta, en promedio anual, con una docena de investigadores, la mayoría vinculados a la Universidad de Huelva de forma permanente o por contrato con cargo a diferentes proyectos de investigación. Además, un número de investigadores de países centroeuropeos solicitan cada año a la Universidad de Hueva estancias de entrenamiento en biotecnología de microalgas en las instalaciones de CIDERTA. Así, el Centro recibe entre 4 y 6 jóvenes investigadores por año procedentes de Centros de Holanda, Bélgica, Francia, Alemania o Chequia, entre otros países.

La Planta Experimental de Biotecnología de Microalgas de la UHU, es una referencia en la investigación sobre aplicaciones de dichos microorganismos, siendo una de las escasas instalaciones andaluzas que cubre todas las etapas del proceso biotecnológico, desde el aislamiento, identificación y cultivo de especies en laboratorio hasta la producción en exterior y la obtención e identificación de sustancias de valor para la alimentación y salud humana. En los últimos 7 años, CIDERTA ha acogido el desarrollo de todos los proyectos internacionales en biotecnología de algas de la Onubense –un total de 4 proyectos del Programa Marco de la UE- que han implicado a instituciones y Empresas centroeuropeas. La actividad investigadora en el Centro tiene una vocación eminentemente aplicada, acogiendo en la actualidad el desarrollo de varios proyectos de investigación con pequeñas Empresas internacionales en el ámbito de la biotecnología.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*