El centro de salud de Almonte incorpora dos consultas de enfermería y una nueva sala de extracción sanguínea

También estrena una sala para lactancia materna en el área de pediatría

Manuela Caro ha visitado las nuevas instalaciones del centro de salud de Almonte

El centro de salud de Almonte, en el Distrito Sanitario de Atención Primaria Condado-Campiña, ha reforzado sus espacios asistenciales con la incorporación de dos consultas de enfermería, una nueva sala de extracciones sanguíneas y una sala para lactancia materna de nueva creación en el área de pediatría. Todas estas actuaciones no solo redundan en la mejora de la atención sanitaria que reciben los vecinos de las localidad, sino que también permiten favorecer y hacer más cómoda la labor de los profesionales.

La delegada territorial de Salud y Familias, Manuela Caro, ha visitado las nuevas dependencias puestas en marcha en el centro, a cuyas obras de ejecución el distrito sanitario ha destinado alrededor de 19.000 euros.

Para la dotación de estos nuevos recursos la administración sanitaria ha procedido a reorganizar y reutilizar diversos espacios del centro de salud, dándoles un nuevo servicio asistencial y optimizando así su funcionalidad en beneficio de los pacientes y profesionales. De esta forma, la nueva sala de extracciones sanguíneas se ubica en una antigua sala polivalente existente en las instalaciones. Además de las lógicas tareas de adecentamiento, los trabajos efectuados han consistido en instalar puntos de trabajo, sillones para las extracciones y una puerta al exterior que posibilita disponer de un circuito de entrada y salida independiente en el horario habilitado para esta actividad, facilitando la accesibilidad de los usuarios que tengan que acudir.

Esta reforma ha permitido liberar el anterior espacio donde se realizaban las extracciones de sangre, que ahora se ha transformado en una nueva consulta para enfermería, con su correspondiente equipamiento y mobiliario.

Por su parte, también se ha renovado el lugar en que se encuentran el almacén y el aseo de esta zona del edificio, creando otra nueva consulta enfocada a cuidados de enfermería. Así, el centro sanitario pasa a disponer de dos nuevas consultas asistenciales en este ámbito, dando respuesta a una necesidad que presentaban las instalaciones.
En este apartado, además de las consiguientes mejoras estructurales, dicho aumento en las consultas va a permitir una reorganización funcional de la actividad en el centro y a nivel domiciliario, de manera que los médicos y enfermeras van a tener asignado un mismo cupo de referencia de pacientes, ofreciendo así una atención mucho más personalizada, lo que supone un importante avance en la calidad del servicio sanitario que se presta a la población almonteña.

Por último, y como novedad, el distrito también ha aprovechado las obras de rehabilitación planificadas para incorporar una sala específica de lactancia materna dirigida a que las usuarias que tengan que acudir a pediatría con sus bebés puedan desarrollar esta práctica cómodamente y en intimidad. Se trata de un recurso de humanización de la asistencia que no existía en el centro.

Otros avances en personal y equipamiento

Estas recientes mejoras implementadas en el centro de salud del municipio almonteño se suman a otras acciones en esta misma llevadas a cabo en los últimos meses, entre las que sobresalen la contratación de un tercer facultativo de pediatría y de un nuevo médico de familia con el objetivo de potenciar la atención que se presta a la población infantil y adulta, reduciendo con ello los cupos de pacientes asignados a los profesionales médicos, así como la dotación en materia de equipamiento tecnológico de nueva nueva sala de radiología digital de última generación que ha incrementado considerablemente su capacidad diagnóstica y la calidad en las pruebas.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*