Opinión



Iberian Robotics gana en Abu Dabi un premio de la competición más importante en esta disciplina

Esta delegación andaluza ha sido una de las pocas seleccionadas a nivel mundial para participar en esta competición

Uno de los robots del equipo Iberian Robotics en plena exhibición
Muchos de los proyectos e investigaciones que despuntan en robótica en el territorio nacional y europeo se desarrollan en las universidades públicas, centros tecnológicos y empresas de Andalucía. Todos ellos sirven para poner de manifiesto el talento y la cualificación profesional de quienes se dedican en la comunidad a lograr las más innovadoras aplicaciones y soluciones a los grandes retos que plantea la actual revolución tecnológica y el nuevo paradigma industrial. La Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad afronta esos desafíos situando la I+D y la innovación en el centro de sus políticas, teniendo en cuenta que se trata de dos áreas de alto interés para Andalucía al estar estrechamente ligadas a la competitividad empresarial y, por tanto, al desarrollo económico de la región.

Iberian Robotics constituye un buen ejemplo de los avances de la comunidad en robótica. Este equipo formado por 18 ingenieros del Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (CATEC), la Universidad de Sevilla y el Instituto Superior Técnico (IST) de Lisboa, obtuvo a finales de febrero el primer premio en una de las tres modalidades de las que se compone la mayor competición de robótica aérea y terrestre del mundo, la conocida como MBZIRC (The Mohamed Bin Zayed International Robotics Challengue), organizada por la Universidad de Khalifa y que se celebra en Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos).

Esta delegación andaluza ha sido una de las pocas seleccionadas a nivel mundial para participar en esta competición, que este año ha consistido en la celebración de tres retos y de una gran prueba final. Los ingenieros de Iberian Robotics consiguieron superar el desafío en el que un equipo de drones y un robot terrestre debían interactuar de forma colaborativa para extinguir autónomamente una serie de incendios. Este reto permite demostrar cómo un grupo de robots totalmente autónomos puede llegar a ejecutar tareas complejas y peligrosas para los humanos. También ha servido para evidenciar que los robots pueden operar tanto en exteriores como en interiores, donde no hay buena cobertura de GPS, con la aplicación de técnicas avanzadas mediante sensores embarcados. La primera clasificación en esta modalidad le ha reportado al equipo andaluz una dotación económica de 250.000 dólares.

En la fase final del MBZIRC, en la que los drones y robots terrestres de cada uno de los grupos participantes tenían que superar los tres retos planteados de forma conjunta, Iberian Robotics quedó cuarto en la clasificación global. Para este examen, el equipo  desarrolló un dron capaz de detectar automáticamente y explotar una serie de globos posicionados de forma aleatoria, además de seguir y capturar una bola que se encontraba en movimiento. El dron tenía que ser capaz de detectar los globos, dirigirse hacia ellos y explotarlos sin ninguna intervención del piloto.

Un prestigioso aval

Iberian Robotics está conformado por reputados investigadores de la Universidad de Sevilla y por un importante centro tecnológico radicado en la capital hispalense, el mejor aval del éxito cosechado en Abu Dabi.

El coordinador General de Iberian Robotics es el profesor Aníbal Ollero, que ha contado con el profesor Ángel Rodríguez, del laboratorio de Robótica GRVC de la Escuela de Ingenieros, con Antidio Viguria de CATEC y con Alberto Vale del IST como coordinadores del trabajo en esas instituciones.

Aníbal Ollero, catedrático de Sistemas y Automática de la Universidad de Sevilla, se ha convertido en un referente en la investigación mundial en robótica. Dirige un grupo líder europeo en robótica aérea y es también asesor de CATEC. En 2019 fue reconocido con uno de los Premios Rey Jaume I y en su currículum destaca su labor en materia de transferencia de conocimiento a través de sus múltiples proyectos europeos y contratos y una extensísima producción científica. Ha obtenido las máximas distinciones en sociedades científicas y premios nacionales e internacionales como el Innovation Radar Prize de la Comisión Europea.

Por su parte, la trayectoria de CATEC en el ámbito de la robótica es ya histórica y sido reconocida por la Comisión Europea en 2017 con el Overall Innovation Radar Prize, galardón concedido por el desarrollo más innovador en el ámbito TIC de entre todas las organizaciones financiadas con Fondos Europeos. Otros premios con los que cuenta el centro tecnológico andaluz son el Special Innovative Prize of the 1st EU Drones Award, otorgado por la CE; o el reconocimiento en 2017 como uno de los dos mejores equipos en robótica de Europa en la European Robotic Challenge EUROC, donde participó junto a la Universidad de Sevilla y Airbus.

CATEC es un centro tecnológico avanzado que contribuye a la mejora de la competitividad de las empresas del sector aeroespacial mediante la investigación e innovación tecnológica, la creación de conocimiento y la transferencia de tecnología. Gestionado por la Fundación Andaluza para el Desarrollo Aeroespacial (FADA), cuenta con una plantilla compuesta por más de 60 especialistas y técnicos. En sus diez años de actividad se ha convertido en uno de las entidades más activas en proyectos de I+D+i nacional y europea, destacando en campos como el desarrollo de tecnologías y aplicaciones de fabricación avanzada e Industria 4.0, los sistemas aéreos no tripulados o drones, la robótica aérea o los ensayos no destructivos. Actualmente trabaja en más de 60 proyectos de I+D tanto con organismos públicos de investigación como con empresas.

MBZIRC

Mohamed Bin Zayed International Robotics Challenge Mbzirc es una competición internacional de robótica organizada cada dos años. La primera edición tuvo lugar en marzo del 2017 y la Universidad de Sevilla ya participó.

En esta edición de 2020 solicitaron participar 140 organizaciones e instituciones científicas y tecnológicas más punteras del panorama internacional, de las que finalmente fueron seleccionadas 32.

MBZIRC tiene como objetivo fomentar la innovación y la excelencia técnica en esta disciplina, y para ello organiza una serie de desafíos en los que sea posible desarrollar funcionalidades y tecnologías habilitadoras para que los mejores equipos internacionales tengan la oportunidad de mostrar y comparar sus posibles soluciones.

La innovación empresarial, una prioridad política

La Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad ha adoptado diversas medidas de apoyo a la I+D+i andaluza a través de ayudas públicas destinadas a fomentar tanto la labor investigadora de centros públicos y privados como la innovación en el tejido empresarial. Así, hasta mediados de 2020, el departamento que dirige Rogelio Velasco ha consignado una dotación de 236,6 millones para reactivar la actividad investigadora de universidades y centros de I+D públicos y privados. Esa cuantía global se verá incrementada en el segundo semestre a medida que se vayan concretando nuevas líneas.

A ese montante se suma la reactivación, con un presupuesto de 84 millones, del Programa de subvenciones para la Investigación Industrial, el Desarrollo Experimental y la Innovación Empresarial de la nueva Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), una iniciativa que pone a disposición del tejido empresarial andaluz un sistema de incentivos para el impulso de sus proyectos en la región, con el apoyo de Fondos Europeos.

Por otro lado, el Ejecutivo andaluz considera estratégico sectores como la industria aeroespacial, la robótica o los drones. De hecho, en la actualidad, trabaja en la elaboración de la Estrategia Aeroespacial de Andalucía que, además de las aeroestructuras y los subconjuntos de aviones, que representan la base principal de producción del sector en la región, apunta precisamente como prioritarios otros segmentos como la fabricación de drones o el campo de los pseudosatélites por su capacidad para proporcionar una alta rentabilidad, crecimiento y empleo a corto plazo.

Un avance imparable

La robótica es un campo que fascina y hace volar la imaginación, pero lo cierto es que está cada vez más presente en la economía, la cotidianidad de las personas y la organización empresarial. Sus múltiples aplicaciones quedan bastante alejadas de las célebres distopías cinematográficas que imaginaron Fritz Lang en la futurista Metrópolis Ridley Scott con Blade Runner.

La respuesta a desastres, la atención médica, las tareas domésticas, el transporte, el espacio, la fabricación industrial y la construcción son algunos de los ámbitos en los que esta disciplina y la Inteligencia Artificial están introduciendo cambios relevantes.

España constituye una potencia en el escenario internacional. Según el informe World Robotics Industrial Robots 2019, elaborado por la Federación Internacional de Robótica (IFR), España mantiene el cuarto puesto en el mercado europeo de la robótica industrial, solo por detrás de Alemania, Italia y Francia, y recupera la décima posición en el ranking mundial. En 2018 se vendieron en el territorio nacional 5.266 robots industriales, lo que representa un aumento del 24% respecto al año anterior. La mayoría de esos robots desarrollan sus funciones en sectores tan diversos  como la industria automovilística, la electrónica, el metal, la química o la industria alimentaria.

Iberian Robotics, integrado por ingenieros de CATEC, la US y el IST de Lisboa, gana en Abu Dabi uno de los premios de la competición más importante del mundo en esta disciplina

La mejor robótica tiene sello andaluz

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*