Opinión



El coste laboral de las empresas sube un 2,3% al terminar 2019 y llega a 2.755,15 € al mes, según INE

Los salarios aumentan un 1,8%, hasta una ganancia media por trabajador de 2.075 euros

l coste laboral medio por trabajador y mes ascendió a 2.755,15 euros en el cuarto trimestre de 2019

El coste laboral medio por trabajador y mes ascendió a 2.755,15 euros en el cuarto trimestre de 2019, lo que supone un repunte del 2,3% respecto al mismo periodo de 2018, según ha informado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Del coste total por trabajador y mes en el que incurre un empleador por la utilización del factor trabajo, 2.075,43 euros corresponden a salarios y 625,98 euros, a cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social. El resto corresponde a indemnizaciones, prestaciones sociales…

El coste salarial, que comprende salario base, complementos salariales, pagos por horas extraordinarias, pagos extraordinarios y pagos atrasados, medidos en términos brutos, sube un 1,8% en tasa anual, pasando de 2.039,01 a 2.075,43 euros por trabajador y mes. Si se excluye el factor variable de los salarios (pagos extraordinarios y atrasados), se obtiene el coste salarial ordinario, que varía un 2,0%.

Los otros costes (costes no salariales) aumentan un 4,0%. Su principal componente, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, crece un 4,0%. En la variación de las percepciones no salariales destaca el aumento de las prestaciones sociales directas (menos las indemnizaciones por despido) y de las otras percepciones no salariales (indemnizaciones por fin de contrato, pagos compensatorios, pequeño utillaje, ropa de trabajo, selección de personal, etc.).

El coste laboral por hora sube un 2,0%. Este incremento, inferior al del coste por trabajador, se debe al aumento del 0,3% en el número de horas efectivas de trabajo. Si se elimina este efecto y el de calendario, el crecimiento estimado del coste hora es del 3,0%.

El segundo elemento importante de los otros costes son las percepciones no salariales, que subieron un 3,6% en tasa interanual, debido fundamentalmente al aumento de las prestaciones sociales directas y de las otras percepciones no salariales (indemnizaciones por fin de contrato, pagos compensatorios, pequeño utillaje, ropa de trabajo, etc.).

Por su parte, las subvenciones y bonificaciones, también incluidas en los otros costes, se incrementaron un 1,9% interanual en el cuarto trimestre del año pasado.

El INE también proporciona datos corregidos de calendario y desestacionalizados de esta estadística. De acuerdo con esta serie, el coste laboral por trabajador subió en el cuarto trimestre de 2019 un 2,5% en tasa interanual, encadenando también diez trimestres de aumentos interanuales.

En tasa trimestral (cuarto trimestre de 2019 sobre tercer trimestre del mismo año), y eliminando tanto el efecto de calendario como la estacionalidad, el coste laboral total por trabajador subió un 0,5%, frente al avance trimestral del 0,4% experimentado en el trimestre precedente.

POR SECTORES

El sector servicios protagonizó la mayor subida del coste laboral total en el cuarto trimestre de 2019, un 2,6% interanual, hasta 2.651,13 euros por trabajador y mes. Le sigue la construcción, con un repunte del 2,4%, hasta los 2.867,98 euros, y la industria, con un incremento del 1,2%, hasta los 3.291,96 euros.

En el caso de los salarios, el mayor aumento interanual se lo anotó la construcción (+2,3%), hasta los 2.084,98 euros mensuales, seguido de los servicios (+2%) y de la industria (+0,7%), que registraron un sueldo medio de 2.005,15 y 2.466,09 euros al mes, respectivamente.

En el cuarto trimestre de 2019, el salario ordinario más elevado correspondió a la industria (1.958 euros por trabajador y mes), un 1,2% más que en el mismo periodo de 2018, seguido de los servicios, con 1.660,7 euros (+2,3%), y de la construcción, con 1.651 euros, un 1,5% más que en el mismo periodo de 2018.

Por actividades económicas, el suministro de energía, las actividades financieras e información y comunicaciones son las que presentan los costes laborales más elevados, con 6.027 euros, 5.128 euros y 4.062 euros por trabajador y mes, respectivamente, mientras que los menores corresponden a la hostelería (1.668,6 euros), otros servicios (1.887,9 euros) y actividades administrativas (1.916,3 euros).

Los crecimientos interanuales más significativos de los costes laborales en el cuarto trimestre de 2019 se los anotaron la educación y los otros servicios (+4,8% en ambos casos), suministro de agua (+4,2%) y actividades inmobiliarias y administrativas (+4,1% en los dos casos). El menor crecimiento lo experimentaron el suministro de energía (+0,7%) y la industria manufacturera (+1,1%).

PAÍS VASCO Y MADRID, LOS SUELDOS MÁS ALTOS

Por comunidades autónomas, los costes laborales más altos los registraron País Vasco (3.257,9 euros por trabajador y mes), Madrid (3.189,4 euros), Navarra (3.093,7 euros), Cataluña (2.967,9 euros) y Asturias (2.841,6 euros), mientras que los más bajos se dieron en Canarias (2.309,6 euros) y Extremadura (2.316,2 euros).

Las dos comunidades de cabeza, Madrid y País Vasco, superan en más de 400 euros la media nacional (2.755,1 euros), mientras que Canarias y Extremadura se encuentran más de 400 euros por debajo.

La jornada media pactada en el cuarto trimestre del año pasado fue de 34,3 horas a la semana, aunque la jornada efectivamente trabajada fue de 29,4 horas tras descontar las horas perdidas de media a la semana (5,1 horas, la mayoría por vacaciones y días festivos) y sumar las horas extraordinarias.

El coste laboral por hora efectiva avanzó un 2% interanual, hasta los 21,56 euros, como consecuencia del mayor número de horas efectivamente trabajadas. Si se elimina este efecto y el de calendario, el repunte del coste por hora se estima en un 3%.

Según el tipo de jornada, la diferencia salarial entre los trabajadores a tiempo completo y parcial es de 5,4 euros por hora, con 17,03 euros por hora para los primeros (+1,3%), y 11,63 euros para los segundos (+3%).

Los trabajadores a tiempo completo realizan 33,1 horas de trabajo efectivo a la semana, frente a las 17,7 horas de los trabajadores a tiempo parcial, con una diferencia, por tanto, superior a 15 horas.

El INE ha informado además de que en el cuarto trimestre del año pasado se registraron 101.009 vacantes, entendidas éstas como el puesto de trabajo creado recientemente o que no está ocupado o que está a punto de quedar libre y para el que el empresario está tomando medidas activas para encontrar un candidato ajeno a la empresa.

De ellas, el 88,8% pertenecían al sector servicios (89.703 vacantes), el 7,7% a la industria (7.785) y el 3,5% a la construcción (3.521).

Madrid y Cataluña concentran el mayor número de vacantes (21.684 y 19.992, respectivamente), mientras que La Rioja y Cantabria presentan las menores cifras, con 453 y 560 vacantes, respectivamente.

El INE precisa que la mayoría de las empresas preguntadas, concretamente el 92,9%, afirmaron que no había vacantes por cubrir porque no necesitaban trabajadores adicionales para el periodo octubre-diciembre de 2019.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*