Opinión



El Gobierno reconoce que si se hubieran hecho más test se habría avanzado en el diagnóstico precoz de la enfermedad

El Gobierno reconoce que no se hicieron test suficientes para detectar la enfermedad antes.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha dicho en la rueda de prensa de hoy que la “inmediata” introducción de los test rápidos de diagnóstico del coronavirus “pueden incrementar sustancialmente los positivos”, al aflorar un gran número de casos que hasta ahora no habían sido confirmados ante la incapacidad de realizar las pruebas. Según ha informado el Ministerio de Sanidad, el objetivo es que estos test se realicen a una población más amplia, tanto a colectivos vulnerables como a aquellas personas que permanezcan en régimen domiciliario que presenten sintomatología. “Supondrá un gran avance en el diagnóstico precoz de la enfermedad”, asegura el Ministerio.

En rueda de prensa, Simón ha resaltado que estos test se van a poner en marcha “inmediatamente”, una vez sean validados en el Centro Nacional de Epidemiología, y que ya ha llegado un primer volumen “en cantidades muy importantes”. “Con este mecanismo recuperaremos algunos de los problemas que había, de mucha gente que se retrasaba el poder hacerles el test”, ha apuntado.

El experto ha detallado que los primeros test rápido se van a realizar en una muestra representativa para valorar “la posible transmisión comunitaria y establecer cómo de diseminada está la transmisión del virus”. Ha admitido que se “pueden incrementar sustancialmente los positivos”, pero no espera una “avalancha” de casos graves, sino el mismo porcentaje de pacientes que requieren ingresar en UCI, que se sitúa en el 5,6 por ciento en estos momentos.

“Si se incrementan los casos, en cifras brutas puede haber más casos en UCI, pero no un porcentaje mayor. Si empezamos a detectar muchos casos leves, el número bruto de casos en UCI será similar, pero porcentualmente bajará. Hay que interpretar los datos con mucho cuidado. El número que nos interesa es el dato bruto, cuántos pacientes están en UCI”, ha argumentado, reconociendo que las unidades de cuidados intensivos en algunas comunidades autónomas se encuentran “muy saturadas, con un nivel de estrés muy importante”.

En este contexto, Simón no ha descartado que se habiliten lugares no sanitarios para albergar a pacientes leves, como está ocurriendo desde este miércoles en Madrid. “Hay muchas opciones, no estamos descartando ninguna. Estamos valorando opciones que hasta ahora ni siquiera se nos habían ocurrido”, ha afirmado, tras ser preguntado acerca de la posibilidad de habilitar hoteles u hospitales de campaña. “Todas estas opciones pasan por muchas posibilidades, como algunos recursos del Ministerio de Defensa, la medicalización de algunas instituciones que pueden no ser sanitarias pero que se pueden adaptar rápidamente para ciertos pacientes, recursos humanos que se puedan incorporar al sistema…”, ha pormenorizado.

Simón ha reivindicado que “todas las comunidades autónomas están siendo abastecidas de la manera más justa posible”. “El Ministerio está recogiendo un catálogo de todo el material disponible, lo que nos ayuda a planificar su distribución correctamente entre las CCAA más necesitadas, pero todas están siendo abastecidas de la manera más justa posible”, ha proclamado. Así, ha rechazado la idea de que se movilizan productos sanitarios como mascarillas de unas comunidades autónomas para trasladarlos a otras. “Estas CCAA han sido recompensadas por otros envíos desde el nivel central. A ninguna comunidad autónoma se le está retirando ningún material”, ha agregado.

En otros asuntos, acerca de la noticia de que China va a empezar a probar en abril una vacuna contra el coronavirus en humanos, Simón ha puntualizado: “Que la vacuna exista, no significa que esté ya disponible”. El experto ha asegurado, no obstante, que pese a que estas vacunas están “en sus primeras fases”, algunas “están siendo bastante prometedoras”. Así, ha reiterado que aún falta tiempo para su aplicación real: “Una vacuna puede tener una eficacia buena, pero tiene que ser segura, y además una capacidad de producción suficiente para abastecer las necesidades globales, eso lleva un período mas largo”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*