Opinión



El Gobierno aprueba ayudas al alquiler y suspende desahucios durante 6 meses por el Coronavirus

Para beneficiar a 500.000 familias vulnerables

Las medidas de alquiler aprobadas afectarán a más de medio millón de familias en situación de vulnerabilidad

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes un paquete de medidas en materia de alquiler que beneficiará a unas 500.000 familias vulnerables y que contempla la suspensión de los desahucios durante seis meses tras el fin del estado de alarma, la prórroga extraordinaria de seis meses de los contratos de alquiler de vivienda habitual, una línea de microcréditos avalados por el Estado o ayudas directas de hasta 900 euros tras la crisis, por importe de 700 millones de euros, entre otros.

Tras el Consejo de Ministros el vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2020, Pablo Iglesias, ha expuesto las nuevas medidas del plan de choque del Ejecutivo contra el impacto económica del Covid-19.

Se ha aprobado la suspensión de deshaucios hasta que se cumplan seis meses tras el fin del estado de alarma y una prórroga extraordinaria de seis meses de los contratos de alquiler de vivienda habitacional para evitar subidas abusivas aprovechando el Covid-19.

Asimismo, quien vea mermados sus ingresos puede acogerse a un microcrédito que dará el estado a tipo 0 de interés, a devolver en 6 años ampliable a 10 en caso de dificultades. Se recoge una definición de los supuestos de vulnerabilidad para acogerse a las ayudas, como por ejemplo los parados, los trabajadores inmersos en ERTE o reducción de jornada o autónomos con ingresos reducidos como consecuencia del Covid-19.

Si después de la crisis se mantiene la vulnerabilidad, el Estado pagará la deuda de alquiler a través de una línea de ayudas públicas que contempla ayudas de hasta 900 euros al mes y 200 euros para gastos de suministros o mantenimiento.

Iglesias cree que las medidas de alquiler aprobadas afectarán a más de medio millón de familias en situación de vulnerabilidad.

Asimismo, ha dicho que los grandes tenedores de vivienda “deben arrimar el hombro y hacer un esfuerzo como todo el mundo, frente a inquilinos vulnerables y pequeños propietarios”. Por ello, tendrán que elegir entre realizar una quita del 50% o bien reestructuración de la deuda en 3 años para los afectados. “No es lo mismo una pareja de jubilados que reciben una pensión baja junto a la renta de un piso que han comprado tras toda la vida de trabajo que alguien con 15 o 20 viviendas alquiladas o fondos buitres con miles de viviendas”, ha dicho Iglesias.

Moratoria de hipotecas

El Gobierno ha ampliado a tres meses la moratoria en el pago de hipoteca para aquellas personas que hayan perdido su empleo o hayan visto reducidos sus ingresos como consecuencia del coronavirus.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*