Opinión



IU pide más ayuda para las víctimas de violencia de género al subir un 18% la atención en el confinamiento

En Huelva se está asistiendo telemáticamente a 217 mujeres

El IAM mantiene la atención a víctimas de violencia de género durante el estado de alarma

Izquierda Unida pide más ayuda para las mujeres en situación de violencia de género durante el estado de alarma decretado por la crisis del Covid-19, ya que asegura que se han incrementado más de un 18% las atenciones a mujeres que están siendo víctimas de violencia de género en sus casas, donde conviven “en estado de indefensión con sus maltratadores”. También se ha incrementado la violencia que sufren menores y adolescentes, ya que los maltratadores “extienden sus agresiones a todo su entorno familiar”. En el caso de Huelva, se está asistiendo telemáticamente a un total de 217 mujeres.

Ante esta cruda realidad, el Gobierno ha tomado medidas para mantener los recursos que requieren las mujeres y los menores que se encuentran en esta situación. Por ello, todos los centros de emergencia y de acogida han sido declarados servicios esenciales, por lo que las las víctimas de violencia de género pueden acudir a ellos si precisan abandonar su domicilio.

No obstante, la responsable de Feminismo de Izquierda Unida en Huelva, Charo González, considera que la Junta de Andalucía “tiene que hacer mucho más” para defender a las mujeres en situación de violencia de género y para ello tienen disponibles los fondos del Pacto de Estado contra la Violencia de Género que “se tienen que movilizar de inmediato para afrontar este grave incremento de la violencia machista”.

IU reconoce públicamente el “enorme y heroico” trabajo que están haciendo las mujeres que forman parte de la primera línea de lucha contra la enfermedad, por su decisiva y masiva presencia en el personal sanitario, y ser la inmensa mayoría en sectores como las empleadas de hogar, la Ayuda a Domicilio, la limpieza, los establecimientos de alimentación y la agricultura, “donde lo hacen en las condiciones de precariedad laboral y ausencia de derechos que afectan mayoritariamente a las mujeres”, así como en los demás trabajos de los servicios públicos y esenciales que siguen en funcionamiento. “Además, las mujeres durante estas semanas de confinamiento siguen desempeñando mayoritariamente los indispensables y nunca remunerados trabajos de cuidados y educativos”, recuerda González.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*