Opinión



7.470 denuncias en Huelva y 68 detenidos desde el inicio del estado de alarma

Control policial en la capital onubense

Desde que se decretara el estado de alarma, la Guardia Civil, la Policía Nacional y las policías locales de los distintos municipios de la provincia de Huelva han interpuesto un total de 7.470 denuncias como resultado de los controles establecidos para hacer cumplir el decreto del estado de alarma por la crisis sanitaria del Covid-19, mientras que el número de detenidos se eleva a 68.

La subdelegada del Gobierno en Huelva, Manuela Parralo, ha trasladado su reconocimiento a la Guardia Civil, la Policía Nacional y las policías locales por su “incansable” esfuerzo para que se respete la normativa que “lleva a la seguridad sanitaria, el objetivo de todos”. También ha recordado que en general, la actitud de los ciudadanos es de “colaboración un 95%”, siendo una excepción los actos irresponsables e insolidarios, “a pesar del ánimo conciliador de los agentes, que ponen todo su esfuerzo para la resolución de esta crisis en la que es indispensable cumplir la normativa”.

Desobediencia o resistencia a la autoridad

Las 68 detenciones se deben principalmente a casos de desobediencia o resistencia a la autoridad. Están basadas fundamentalmente en el incumplimiento de los artículos 36.4, 36.5, 36.6 y 37 de la LO 4/2015. Relacionadas principalmente con “acciones y omisiones que impidan u obstaculicen el funcionamiento de los servicios de emergencia, provocando o incrementando un riesgo para la vida o integridad de las personas o de daños en los bienes, o agravando las consecuencias del suceso que motive la actuación de aquéllos” o con “actos de obstrucción y desobediencia que impidan el cumplimiento de las resoluciones administrativas”.

La Subdelegación destaca como casos relevantes de irresponsabilidad el que tuvo que enfrentarse la Guardia Civil cuando localizó a un hombre con su hijo recogiendo espárragos en el espacio natural de Doñana; o cuando una patrulla interceptó una furgoneta con trece ocupantes, dos de ellos ocultos en el maletero;  la actitud de una persona que tras saltarse el confinamiento impactó su vehículo con una vivienda en El Rocío tras huir de un control preventivo; el caso de la participación en la procesión de Villalba de Alcor y la celebración de la Romería de Villanueva de los Castillejos.

También hay que subrayar los auxilios humanitarios por parte de los agentes como el caso de un vecino de Isla Cristina que desfallece en la vía pública y que nadie asiste por el miedo al virus COVID-19.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*