Opinión



Andalucía plantea al Gobierno que adelante a la fase 1 a Huelva, Almería y otras 24 áreas sanitarias andaluzas

Huelva podría adelantarse a la fase 1 si el Gobierno lo permite
La Junta de Andalucía ha propuesto al Gobierno central que Huelva, Almería y otras 24 áreas sanitarias de la CC AA puedan empezar directamente en la fase 1 el proceso de desconfinamiento por etapas que ha diseñado el Ejecutivo en la crisis del coronavirus, por su bajo índice de contagios.

El consejero andaluz de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha formulado esta propuesta durante su intervención en el debate que se celebra este jueves en la Comisión General de las Comunidades Autónomas del Senado, en la que ha representado a la Junta y en la que el Gobierno y las autonomías debaten sobre la gestión de la crisis causada por el coronavirus.

El consejero de Salud ha defendido que las cifras de la incidencia del coronavirus en Andalucía son “positivas de cara al desconfinamiento, tanto a nivel de ratio, como de camas libres y hospitales, de ahí que la comunidad se ofrece para esa primera fase a nivel de provincias”, con los casos de Huelva y Almería, pero también con “24 distritos o áreas sanitarias en las que proponemos al Gobierno entrar en fase 1, ya que el índice de contagios es menor de diez casos por 100.000” en dichas áreas, según ha apuntado el consejero.

Ya este miércoles, el Gobierno andaluz planteó oficialmente al Ejecutivo central que las provincias de Almería y Huelva se incorporen a la fase 1 de desescalada desde este lunes 4 de mayo y no a la fase 0 como el resto de provincias andaluzas.

Jesús Aguirre, que ha lamentado que la Comisión General de las Comunidades Autónomas no se hubiera convocado antes de la declaración del estado de alarma, ha repasado las cuestiones aprendidas en este tiempo de crisis y ha citado por ejemplo, que el coronavirus es “tiempo-dependiente”, de forma que “el tiempo que se tarda en tomar una decisión repercute en el volumen de ingresos o en los contagios y fallecimientos que se puedan registrar”, y  ha comentado que Andalucía que ya venía “picardeada” por la alerta sanitaria de la listeriosis del pasado verano, puso en marcha ya el 27 de enero un grupo de trabajo por el coronavirus.

Ha contado que “lo primero que hicimos fue pedirle a hospitales y distritos sanitarios que prepararan un plan de actuación ante una posible epidemia de coronavirus”. Ha dicho también el consejero que de esta crisis “hemos aprendido que la información que mandaban de China no era correcta y la morbimortalidad que nos decían (del coronavirus) no era tal, sino mayor”.

Aguirre ha defendido que Andalucía ha sido fiel y leal al Gobierno central, “pero siempre con la política de ‘a Dios rogando pero con el mazo dando'”, “es decir, sin dejar de hacer en la comunidad autónoma un trabajo propio de abastecimiento de equipos de protección individual (EPI) o respiradores y actuando de una forma lo más autónoma posible, proactiva, y no dejando nada a la improvisación”.

El consejero ha considerado que el mando único que ha llevado aparejado el estado de alarma “no ha sido en sí la solución, ya que ha ido dictando protocolos que iban cambiando muchas veces de un día a otro”. Insiste en que ha faltado concreción y seguridad en el Gobierno en su toma de decisiones y sostiene que “no ha funcionado como tenía que haber funcionado, y en muchas ocasiones ha sido un desastre y ha creado desconfianza y falta de seguridad”.

Además ha criticado la confiscación, por parte del Gobierno central al inicio del estado de alarma, de “la fábrica que abastecía de mascarillas a Andalucía, ubicada en Alcalá la Real (Jaén), “y que ya está funcionando de nuevo para Andalucía”, según explicado el consejero de Salud y Familias, que asegura que Andalucía ha conseguido la “autosuficiencia en materia de EPI, test de PCR o respiradores, poniendo a las pymes andaluzas a trabajar en la fabricación de esos materiales”.

Ha recordado Aguirre que los mayores, los pacientes crónicos y pluripatológicos, y las residencias de mayores son los peor parados con el Coronaviurs, y ha comentado que Andalucía intervino sanitariamente las residencias de mayores desde el 4 de marzo.

Ha anunciado que la Junta ya se ha puesto a trabajar de cara al próximo otoño e invierno, ante la posibilidad de que puedan coincidir una epidemia de gripe y una de coronavirus, para lo que se está intentando aumentar stockaje para que haya un mínimo equivalente a seis meses de consumo a nivel de EPI. “Además, la Junta está centralizando en Antequera (Málaga) un centro específico de respiradores, y se están impulsando unidades específicas para pacientes con problemas respiratorios a nivel de cuidados intensivos”.

Agradecimientos y luto

Aguirre ha felicitado a quienes “se han jugado su vida y lo siguen haciendo en esta crisis” y ha tenido un recuerdo para los fallecidos por el coronavirus.

“Si hay una cosa que no hemos aprendido es a llorar a nuestros muertos, a quienes no hemos velado”, ha lamentado el consejero, que asegura que esa es una “asignatura pendiente que tenemos con todos ellos, con los fallecidos, que son personas”. Ha dedicado un recuerdo expreso al médico Pedro Francisco Marín, de 47 años, muerto por coronavirus y que desempeñaba su labor como médico del servicio de Urgencias del Hospital San Juan de la Cruz, en Úbeda (Jaén). El consejero ha finalizado diciendo: “tendremos siempre en la memoria” a los fallecidos en esta pandemia.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*