Opinión



Los chiringuitos onubenses ven inviable la apertura el 25 de mayo y ponen el horizonte en el 22 de junio

Piden ampliar la superficie de ocupación de las instalaciones puesto que el aforo va a quedar reducido por las medidas sanitarias

Los dueños de chiringuitos no descartan que la 'apertura oficial' se produzca más bien hacia el 22 de junio

El Consejo Empresarial de Chiringuitos de la FOE, que preside Esteban Navarro,  a pesar de valorar la buena voluntad de la Junta de Andalucía de favorecer la apertura de estos establecimientos el 25 de mayo, mayoritariamente no abrirán sus puertas ese día por cuanto que las restricciones actuales impuestas en el Estado de Alarma lo hace inviable económicamente. El horizonte lo pone el sector en el 22 de junio.

El anuncio de la Junta de Andalucía, según el Consejo de Chiringuitos, aún siendo una buena noticia por cuanto que se viene a demostrar que la población va cumpliendo las fases previstas en la región, no sería factible por dos motivos concretos ya que, por un lado, se desconocen los protocolos a los que se deben ajustar y, por otro, la imposibilidad de que los ciudadanos se puedan mover todavía de una provincia a otra. Ante estas circunstancias, Esteban Navarro asegura que “la decisión del empresario será no abrir todavía y esperar a ver cómo va evolucionando la situación”, no descartando que la ‘apertura oficial’ se produzca más bien hacia el 22 de junio.

El sector, como viene ocurriendo con otras actividades empresariales, han mostrado su gran preocupación e incertidumbre por la incidencia que el Covid19 está teniendo sobre la economía de estas empresas  que  son uno de los mayores atractivos de nuestras playas y solicitan, por tanto, actuaciones que les permita reactivar el sector y paliar las consecuencias que están sufriendo por dicha pandemia.

Por ello, el Consejo ha valorado positivamente que el Gobierno andaluz proponga al Central ampliar en un año la vigencia de las concesiones de ocupación del dominio público marítimo terrestre y la exención del pago del canon anual de ocupación para este año o, en caso de no aceptarse, se lleve a cabo un prorrateo de las cantidades a asumir por el tiempo de ocupación.

En esa línea, el sector apunta además la necesidad de programar acciones de promoción del turismo nacional en la provincia de Huelva, donde, afortunadamente, ha habido  niveles  bajo de incidencia en la población, que habría que aprovechar para ofrecerlo como un destino seguro.  Asimismo, de manera excepcional, se pide autorizar la ampliación de la superficie de ocupación de las instalaciones puesto que el aforo va a quedar reducido por las medidas sanitarias.

Por último, se hecha de menos  y son urgentes los protocolos  que han de aplicar los establecimientos puesto que la acomodación y adaptación no se puede hacer de un día para otro y urge a la administración para que se publiquen lo antes posible.

BARECA ANTE LAS MEDIDAS DEL GOBIERNO ANDALUZ

Por su parte, BARECA ha acogido también con satisfacción las propuestas que la Junta de Andalucía tiene previsto hacer al Gobierno Central ya que vendrían a mejorar la situación de algunos bares y cafeterías ubicados en zona afectadas por la Ley de Costas.

En concreto,  desde que se decretó el estado de alarma, BARECA ha solicitado a la Directora General de la Costa y el Mar la exención de la tasa de ocupación de la concesión de dominio público marítimo terrestre para los años 2.020 y 2.021, porque el canon se calcula, entre otros criterios en base al período de explotación y porque cuando se solicita la ocupación es necesario adjuntar a la misma un estudio económico-financiero que en la nueva situación ya no tienen validez, por lo que debería readaptarse  ya que la nueva realidad traerá aparejada una bajada en la actividad económica.

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*