Jóvenes extutelados extranjeros trabajan en tareas agrícolas en Huelva para evitar la exclusión social

16 marroquíes pasan a formar parte de la nómina de trabajadores del Grupo La Cartuja, de Moguer

Trabajadores en el campo

La Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha mediado para que jóvenes extutelados extranjeros trabajen en tareas agrícolas de la provincia de Huelva para evitar la exclusión social.

En concreto, la Delegación que dirige Álvaro Burgos colabora con la asociación ‘M-Solidaria’ de Moguer, que trabaja en red con la ONG ‘Voluntarios por otro mundo’, con sede en Jerez de la Frontera (Cádiz), para que estas personas puedan conseguir un empleo una vez que cumplen 18 años. Al dejar de ser menores extranjeros no acompañados expira la etapa como tutelados. A partir de esta mediación, 16 jóvenes marroquíes han pasado a formar parte de la nómina de trabajadores del Grupo La Cartuja, de Moguer, dedicado principalmente al cultivo de los frutos rojos.

Álvaro Burgos con la asociación ‘M-Solidaria’ de Moguer y la ONG ‘Voluntarios por otro mundo’

“Desde la Junta de Andalucía creemos que podemos ayudar a una causa solidaria que además de ayudar a estos jóvenes permite facilitar mano de obra a empresas que la precisan”, ha comentado Álvaro Burgos, quien ha mantenido un encuentro con la presidenta de ‘M-Solidaria’, Rocío Maury, y el delegado de ‘Voluntarios por otro Mundo’ Michel Bustillo. Ambas entidades reclaman puestos de trabajo para jóvenes que ya participaron de la campaña central de frutos rojos de Huelva. “Seguimos apoyando el proyecto porque consideramos que es una magnífica oportunidad de que obtengan una autorización de trabajo y residencia por dos años para trabajar en cualquier sector y lugar de España”, ha informado Bustillo.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha autorizado mediante un decreto a estas personas a trabajar en el campo hasta el 30 de septiembre. Se trata de una medida excepcional derivada de la pandemia del coronavirus tomada mientras se lleva a cabo una reforma del Reglamento de Extranjería por parte del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones para que los extutelados puedan trabajar y no solo tener residencia legal “tras una complicada tramitación”, en palabras del delegado territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible. “En estos casos hay que actuar con celeridad con todos los instrumentos que tenemos porque estamos hablando de personas. Y eso es lo que estamos haciendo dentro de nuestras competencias”, ha explicado Álvaro Burgos.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*