Opinión



Las mujeres tienen el doble de probabilidad que los hombres de padecer dolor crónico

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, durante la presentación en Huelva de un nuevo número de la serie 'Cuadernos para la Salud de las Mujeres'
La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha puesto de relieve que “las mujeres tienen el doble de posibilidades de padecer dolor crónico que los hombres” durante la presentación de un nuevo número de la serie ‘Cuadernos para la Salud de las Mujeres’, que impulsa el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM). Esta nueva publicación, que lleva por título ‘Dolor crónico: consecuencias en la salud de la mujeres’, se adentra en el dolor crónico como un problema de salud pública que afecta de forma distinta a mujeres y hombres. En este sentido, Ruiz ha subrayado que “en este cuaderno y en los anteriores hacemos una lectura en clave de género ya que es necesario realizar un análisis desde una indudable perspectiva feminista que nos permita entender cómo afectan de forma distinta estas patologías a las mujeres”.

Así, en este nuevo cuaderno se destaca que en Andalucía, según datos de la última Encuesta Andaluza de Salud (2015/2016), el 15% de la población adulta de más de 16 años padece dolor crónico, el 20% de las mujeres y el 10% de los hombres, y el 14% de ellas lo perciben como incapacitante frente a un 7% de los hombres. Según esta encuesta, las mujeres tienen con más frecuencia que los hombres dolor crónico, y esto ocurre tanto para el dolor crónico incapacitante o que produce limitaciones en las actividades de la vida diaria, como para el dolor crónico que no produce limitaciones. A este respecto, la consejera ha advertido que “la publicación concluye que las mujeres tienen el doble de posibilidades de padecer dolor crónico que los hombres, tanto si este les produce incapacidad como si no”.

Asimismo, se detecta con respecto a los dolores crónicos más frecuentes que las mujeres tienen 8,5 veces más probabilidad de padecer fibromialgia que los hombres; cuatro veces más posibilidades de sufrir dolores de cabeza; 1,6 veces más probabilidades de tener dolores en la columna vertebral y las mismas probabilidades de tener angina o dolor en el pecho. Asimismo, se observa que el 4% de las mujeres de 16 a 44 años padecen dolor crónico menstrual. Por lo tanto, los dolores crónicos que perciben con más frecuencia las mujeres andaluzas son los dolores de espalda y dolores cervicales; seguidos de las migrañas o cefaleas y fibromialgia.

A este respecto, la responsable de las políticas de igualdad de Andalucía ha señalado que “una de las principales conclusiones de este cuaderno es que es preciso revisar los estereotipos y sesgos de género que se producen en la atención sanitaria del dolor crónico, que abocan a minusvalorarlo, a considerarlo como parte de otra enfermedad, tanto por las pacientes que reclaman menos atención, como por el personal médico, y valorar la relación que esta patología pueda tener con situaciones de sobrecarga que sufren las mujeres, por asumir tareas relacionadas con el cuidado informal, unido a la falta de corresponsabilidad que dificulta la conciliación”.

Precisamente, esta es una de los aspectos en las que inciden las autoras de la publicación, Eugenia Gil-García y Rocío Cáceres Matos, ambas profesoras de la Universidad de Sevilla y expertas en Salud y Género, en la necesidad de realizar un análisis desde una indudable perspectiva feminista con el objetivo de entender cómo afecta diferencialmente, y por cuestiones relacionadas con un sistema estructural de desigualdad, estas patologías a las mujeres. Entre las consecuencias destacan la disminución de la calidad del sueño, aislamiento social, a limitaciones en el ámbito laboral y familiar o limitaciones en actividades de la vida diaria.

Por su parte, la directora del Instituto Andaluz de la Mujer, Laura Fernández, ha explicado que “este cuaderno forma parte de la colección ‘Cuadernos para la Salud de las Mujeres’ impulsada por el IAM con el fin de ofrecer información cercana y accesible sobre diversas temáticas que afectan a la salud de las mujeres en las distintas etapas de sus vidas”.

Además, ha insistido en que “esta iniciativa está dirigida a mujeres de todas las edades y pretende ofrecer una información de calidad, científicamente contrastada y con perspectiva de género, abordando la salud en un sentido amplio que vaya más allá de la ausencia de la enfermedad y que aborde todos los factores culturales de género que repercuten en la salud de las mujeres“. En concreto, en este número se detalla su definición, los recursos de los que dispone el Sistema Sanitario Público Andaluz para la atención a las personas que sufren esta enfermedad, pasando por la tipología, el tratamiento y las consecuencias que el dolor crónico tiene en la vida de las mujeres.

Esta serie del Instituto Andaluz de la Mujer ha sido elaborada por la Escuela Andaluza de Salud Pública y suma seis números con el de hoy, ‘Dolor crónico: consecuencias en la salud de la mujeres’ (número 5): ‘La salud de las mujeres ¿Diferente o desigual? (número 0)’, ‘Conciliar con salud, una cuestión de género (número 1)’, ‘Violencia de género: cómo afecta a la salud de las mujeres (número 2)’, ‘Los cuidados y la salud de las mujeres (número 3)’ y ‘La salud de mujeres trans: reconocimiento la diversidad (número 4)’.

La serie tendrá un total de nueve publicaciones, que van acompañadas de vídeos de presentación, cartelería y una exposición itinerante cuando estén todos publicados. Entre los temas previstos en las próximas ediciones se encuentra una sexualidad saludable en las distintas edades, la salud mental y las víctimas de trata con fines de explotación de sexual.

Este número ya está disponible en la página web del Instituto Andaluz de la Mujer, en el Centro de Documentación María Zambrano (calle Alfonso XII, 52. Sevilla) y los Centros Provinciales del IAM, entre otros.

Ruiz subraya la necesidad de revisar los sesgos de género en la atención de estos casos, durante la presentación de un nuevo cuaderno de salud del IAM

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*