Opinión



Almonte aborda la desinfección anti-covid de los tres núcleos de población del municipio

El área gestionada por el PP comenzó el lunes en Matalascañas un plan de fumigación que se desarrollará los martes en El Rocío y los miércoles en Almonte atendiendo a cuestiones de afluencia de ciudadanos, maniobrabilidad de la maquinaria y el ritmo de vida de los vecinos

El área gestionada por el Partido Popular comenzó el lunes en Matalascañas un plan de fumigación que se desarrollará los martes en El Rocío y los miércoles en Almonte atendiendo a cuestiones de afluencia de ciudadanos, maniobrabilidad de la maquinaria y el ritmo de vida de los vecinos.

 El término municipal de Almonte vuelve a ser objeto de concienzudos trabajos de desinfección para paliar los rebrotes de Covid-19 que se están produciendo en los últimos días, y que preocupan sobremanera al Ayuntamiento de la localidad. Por ello, la concejalía de Servicios, gestionada por el Partido Popular, ha procedido a activar de nuevo el protocolo de fumigación “que a diferencia de las batidas que se realizaban durante el estado de alarma, deben atender a una planificación basada en la afluencia de visitantes que durante esta época del año experimentan los tres núcleos de población del término municipal”, ha señalado Manuel Ángel Fernández, concejal de Servicios del Consistorio almonteño.

Así, la fumigación se realizará los lunes en Matalascañas, los martes en El Rocío y los miércoles en Almonte. “La decisión de comenzar los lunes por Matalascañas se basa en la menor afluencia de visitantes que el núcleo costero acoge en este día de la semana, afluencia que va aumentando progresivamente durante los días sucesivos y que harían mucho más complicada la operación”, explica el delegado municipal.

“Hay que tener en cuenta que las maquinas que se emplean para la desinfección de las calles necesitan de una determinada maniobrabilidad, y para ello es conveniente tener el menor número de coches posible aparcados en las calles”. Fernández especifica que de este modo se consigue que la fumigación sea “más eficiente y efectiva”.

La fumigación nocturna –los trabajos comenzarán siempre a las dos de la madrugada, para no interferir en la vida de los ciudadanos-, será completada con batidas diurnas realizadas por operarios a pie en aquellos puntos que requieran un refuerzo por sus especiales características, ya sea porque experimenten una mayor afluencia de público en el día a día –plazas públicas, calles de especial tránsito…- o porque sean lugares especialmente sensibles, como centros de salud o sedes de instituciones y organismos públicos que actualmente estén en servicio.

Para Rocío Martínez, presidenta del Partido Popular, a cuyo cargo está la concejalía competente en la materia, iniciar cuanto antes el protocolo de fumigación ha sido “una prioridad” y “estamos convencidos de que va a ser decisivo para paliar los contagios que se están dando en nuestro término municipal”, aunque, ha insistido, “es fundamental que todos seamos especialmente prudentes, que atendamos a las recomendaciones de las autoridades sanitarias y cumplamos a pies juntillas las normas, sobre todo en lo relativo al uso de mascarilla y el respeto a la distancia social”, ya que, de lo contrario, “toda acción adicional será, desgraciadamente, en vano”, ha advertido la presidenta de los populares almonteños.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*