Opinión



España registra en julio la mayor caída del paro desde 1997, con 89.849 desempleados menos

El sector servicios ha sido en esta ocasión el que ha tirado del empleo

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo bajó en 89.849 desempleados en julio (-2,33%), su mayor caída en este mes desde 1997, en un contexto marcado por la escasa temporada turística y el inicio de la ‘nueva normalidad’ tras el fin del estado de alarma y la hibernación de la economía. El volumen total de parados alcanzó al finalizar julio la cifra de 3.773.034 desempleados.

El Ministerio de Trabajo y Economía Social ha resaltado que la cifra de paro registrado en el mes de julio intensifica la tendencia a la baja que se inició en mayo, tras el incremento “abrupto” de los meses de marzo y abril como consecuencia de la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19. Así, el descenso de julio contrasta con la subida de desempleados registrada en junio, cuando el paro aumentó en 5.107 personas, y con la de mayo, con una subida de 26.573 personas, datos inferiores a los de abril y marzo, meses en los que la crisis sanitaria llevó a un repunte del desempleo de 282.891 y 302.265 parados, respectivamente. Un año antes, en julio de 2019, el paro bajó en 4.253 personas.

El dato de paro de julio, al igual que ocurrió en marzo, abril, mayo y junio, no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un ERTE, ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados.

Según Trabajo, se reduce el paro registrado de las mujeres por primera vez desde el inicio de la pandemia, con 38.332 paradas inscritas menos, al tiempo que el número de parados desciende en todos los sectores salvo en la agricultura.

En concreto, el paro registrado se redujo de manera notable en el sector servicios, el que más ha sufrido la hibernación de la economía, con 84.563 (-3,09%) personas inscritas menos; en industria, con 9.444 (-2,96%) parados menos, en la construcción con 6.556 (-2,15%) personas menos y en el colectivo sin empleo anterior con 394 (-0,13%) parados menos. Aumentó, únicamente, en la agricultura, con 11.108 (+5,86%) desempleados más, por la finalización de algunas campañas relevantes en el sector.

Asimismo, el paro bajó entre las mujeres en 38.332 (-1,73%) personas en julio y lo hizo por primera vez desde el inicio de la pandemia. El total de mujeres desempleadas es de 2.177.586. Por su parte, el paro masculino acumuló su tercer mes de caída y registró 51.517 desempleados menos (-3,13%) hasta un total de 1.595.448 inscritos. Aunque el desempleo masculino se incrementó de manera más acentuada entre los meses de marzo y abril, el saldo de la evolución del empleo sigue resultando negativo para las mujeres.

En julio, según Trabajo, también ha cambiado la tendencia para otro colectivo castigado por el desempleo, el de los jóvenes. Así, el paro registrado entre los menores de 25 años bajó en 21.794 personas (-6,35%), lo que se traduce en el primer descenso desde el mes de marzo. Asimismo, el paro de 25 y más años se redujo en 68.055 personas (-1,93%).

El paro registrado descendió en 14 de las 17 comunidades autónomas, con incrementos en el número de parados inscritos en las comunidades autónomas de Madrid (6.339), Murcia (1.309) y La Rioja (233) y en la Ciudad Autónoma de Ceuta (550). En el lado de los descensos se sitúan a la cabeza Andalucía (-21.901), Comunidad Valenciana (-21.782) y Cataluña (-15.670).

1.536.122 de contratos firmados

Por otro lado, durante el mes de julio se han firmado 1.536.122 contratos, según los datos comunicados al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE); una cifra que refleja la vuelta a la actividad en la mayoría de los sectores. En concreto, el número contratos firmados en julio duplicó los que se firmaron en abril.

En los primeros siete meses de este año se ha alcanzado la cifra de 8.835.600 contratos firmados. Sin embargo, en julio sólo un 9,2% de todos los contratos firmados son indefinidos.

Así, se han registrado 141.105 contratos de trabajo de carácter indefinido que se dividen, en cuanto a la duración de su jornada, en 83.087 a tiempo completo y 58.018 a tiempo parcial. El resto de contratos, hasta completar el total de 1.536.122 del mes de julio, son 8.985 de carácter formativo y 1.386.032 otro tipo de contratos temporales. Los contratos temporales con jornada a tiempo parcial suponen el 30,74%.

Afiliación a la Seguridad Social

La Seguridad Social ganó en julio una media de 161.217 cotizantes respecto al mes de junio (+0,87%), lo que situó el número total de ocupados en 18.785.554 cotizantes. Es el tercer mes consecutivo en el que aumenta la afiliación media tras el desplome provocado por la pandemia del Covid-19 en marzo (-243.469 afiliados) y abril (-548.093). En mayo, la afiliación media subió en cerca de 97.500 personas y en junio lo hizo en más de 68.000 personas.

Los datos de último día de mes reflejan que el sistema incorporó 189.577 cotizantes entre el 1 y el 31 de julio, con una caída muy acusada el último día del mes (-177.982).

En el último año el sistema ha perdido 747.656 cotizantes de media (-3,83%), la mayoría en el Régimen General (-667304 cotizantes). El Régimen de Autónomos, por su parte, ha restado 16.075 afiliados medios en comparación con julio de 2019 (-0,49%).

Desde el 12 de marzo, un par de días antes de la declaración del estado de alarma, hasta el 31 de julio, el sistema acumula una pérdida de 670.411 afiliados (-3,47%).

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*