Un mundial de MotoGP sin dueño

La hegemonía de Marc Márquez durante los últimos años, en la máxima categoría del motociclismo mundial ha sido incontestable. Todo parecía indicar que esta campaña, el mundial seguiría por los mismos términos, pero una caída del de Cervera ha hecho saltar por los aires todos los pensamientos continuistas.

La baja tres meses estimada del piloto de Honda, abre una nueva ventana para muchos otros protagonistas del campeonato, que veían muy difícil hacer algo grande en el caso de que el piloto español fuera de la partida.

Pese a lo que podría parecer, estas primeras carreras han dejado la sensación de que ningún piloto muestra una regularidad propia de un campeón del mundo. Tal y como apuntan las apuestas deportivas del campeonato de Moto Gp, este mundial se encuentra más abierto que nunca, pese a que en los primeros Grandes Premios parecía que Fabio Quartararo recogía el testigo y ocuparía el sitio vacante por la caída de uno de los mejores pilotos de la historia.

El francés se ha desdibujado desde sus dos primeras victorias. La presión está siendo un factor con el que no ha sabido lidiar desde ese momento, y que está lastrando sus posibles opciones de conseguir ser el nuevo ídolo del motociclismo mundial.

Dos compatriotas de Marc Márquez se encuentran también ante la gran oportunidad de su carrera para poder entrar en el Olimpo de los Dioses de las dos ruedas. Maverick Viñales se antojaba a priori, como la máxima esperanza del motor español para continuar con la hegemonía hispana de los últimos tiempos en MotoGP. La poca fiabilidad de la Yamaha, y algunas malas decisiones sobre el asfalto, han hecho que el natural de Figueras vea como sus opciones reales de reinado se alejen. Caso similar al de Pol Espargaró, que no ha dado el nivel esperado que le ha hizo fichar la campaña próxima por Honda, y convertirse así en el fiel escudero de Marc Márquez.

Los viejos rockeros nunca mueren. Este dicho puede ajustarse a la perfección a lo que está viviendo Andrea Dovizioso a los mandos de su Ducati. El italiano, ya conoce lo que es ser campeón del mundo, y tras un inicio dubitativo esta campaña, parece volver por sus fueros, como así demuestra su última victoria el pasado fin de semana.

Hace algunas semanas, Ducati sorprendía a todos los aficionados al mundo del motor, con la decisión de no contar con “Dovi” la campaña venidera. Este hecho causó estupor en un primer momento en el piloto italiano, pero con el paso de los días ha servido para que muestre de nuevo su gran pilotaje y poder optar a un nuevo reinado en la categoría reina. Con ello, haría ver a Ducati lo errónea de su decisión.

¿Quién reinará en el desconcierto de la temporada más atípica de MotoGP?

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*