Se acuerda la actividad lectiva presencial para todos los niveles y etapas al menos hasta 2º de la ESO

El Gobierno acuerda con las CCAA una Declaración de actuaciones coordinadas en Salud Pública frente al Covid-19 para centros educativos

La ministra Isabel Celaá en la rueda de prensa tras la Conferencia Multisectorial de Educación y Sanidad

Gobierno y comunidades autónomas, reunidas en Conferencia Multisectorial de Educación y Sanidad, han acordado que, con carácter general, la actividad lectiva será presencial para todos los niveles y etapas del sistema educativo, priorizándola para el alumnado de menor edad, al menos hasta el segundo curso de la ESO, que queda al criterio de cada autonomía.

En la reunión, se ha acorado para el curso 2020-2021, un total de 29 medidas y 5 recomendaciones para su aplicación por las administraciones competentes en los centros educativos. Este acuerdo permite seguir avanzando en dotar a las administraciones públicas de un marco común y construyendo un modelo de cogobernanza que genere confianza en la comunidad educativa.

La reunión se ha celebrado de forma telemática y en ella han participado la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá; el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias; y los consejeros y consejeras autonómicas de Sanidad y Educación.

En primer lugar, Gobierno y comunidades autónomas (CCAA) han acordado que, con carácter general, la actividad lectiva será presencial para todos los niveles y etapas del sistema educativo, priorizándola para el alumnado de menor edad, al menos hasta el segundo curso de la ESO.

El documento reitera la necesidad de retomar “de forma prioritaria” la actividad educativa presencial adoptando para ello una serie de medidas de prevención, higiene y promoción de la salud que garanticen la vuelta a las aulas de forma segura.

Los centros educativos se mantendrán abiertos durante todo el curso escolar asegurando los servicios de comedor, así como el apoyo educativo a menores con necesidades especiales o de familias socialmente vulnerables, siempre y cuando la situación epidemiológica lo permita.

El personal que trabaje en el centro educativo reducirá a lo imprescindible su permanencia en el mismo para lo que se promoverá la realización telemática de todas aquellas actividades no lectivas que así lo permitan.

Además, tal como ya se recogía en el documento Medidas de Prevención, Higiene y Promoción de la Salud frente a Covid-19 para Centros Educativos en el curso 2020-2021, elaborado por los Ministerios de Sanidad y Educación el pasado mes de junio, todos los centros deberán designar a una persona responsable para los aspectos relacionados con Covid.

Medidas de prevención

De forma general, se mantendrá una distancia interpersonal de al menos 1,5 metros. En educación infantil y en primer ciclo de educación primaria, el alumnado se organizará en grupos de convivencia estable para que los niños y niñas puedan socializar y jugar entre sí. En estos casos, no se aplicarán los criterios de limitación de distancia.

Por otro lado, la Declaración de actuaciones coordinadas establece el uso de la mascarilla obligatorio a partir de 6 años de edad con independencia del mantenimiento de la distancia interpersonal.

Se realizará una higiene de manos de forma frecuente y meticulosa, al menos cinco veces al día. Además, el alumnado recibirá educación para la salud. Se intensificará la limpieza de los centros, en especial en los baños y de lugares de mayor uso. Asimismo, se ventilarán con frecuencia las instalaciones, al menos durante 10-15 minutos.

Los comedores permitirán la distancia interpersonal de al menos 1,5 metros, salvo en el caso de pertenecientes a un mismo grupo de convivencia estable. Se asignarán puestos fijos durante todo el año para el alumnado.

En el transporte escolar será obligatorio el uso de la mascarilla a partir de 6 años y recomendable en niñas y niños de 3 a 5 años.

Además, se tomará la temperatura corporal a todo el alumnado y al personal de forma previa al inicio de la jornada. En caso de que la toma de temperatura se realice en el centro educativo, éste dispondrá la forma de llevarlo a cabo evitando en todo caso aglomeraciones y asegurando el mantenimiento de la distancia mínima interpersonal.

Las personas que tengan síntomas compatibles con Covid-19 no acudirán al centro, ya sean parte del alumnado, profesorado u otro personal.

Gestión de casos

Por otro lado, el Ministerio de Sanidad ha presentado a las comunidades autónomas para su acuerdo, en el marco de la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, una “Guía de actuación ante la aparición de casos de Covid-19 en centros educativos”.

Se trata de un documento técnico que servirá de base a la hora de tomar las medidas de prevención y control que llevarán a cabo las unidades de Salud Pública de las CCAA en caso necesario.

La guía establece como ejes de actuación evitar la asistencia al centro de personas sintomáticas; el aislamiento precoz y referencia al sistema sanitario de personas con síntomas; el mantenimiento de la actividad lectiva extremando precauciones hasta los resultados de las pruebas diagnósticas; y la cuarentena de los contactos estrechos.

Vacunación frente a la gripe

Dada una posible coexistencia durante esta próxima temporada 2020-2021 de la circulación de los virus de la gripe y Covid-19, Gobierno y CCAA han acordado nuevos objetivos con la finalidad de proteger a los más vulnerables: alcanzar al menos coberturas del 75% en personal sanitario y mayores de 65 años; y de un 60% en embarazadas y personas con condiciones de riesgo.

La campaña de vacunación se realizará de forma coordinada en todas las CCAA y ciudades autónomas y comenzará en la primera quincena de octubre.

Actividades no lectivas

Igualmente, todos los centros designarán un responsable para el Covid-19, que deberá estar familiarizada con todos los documentos del coronavirus. El personal que trabaje en el centro educativo reducirá a lo imprescindible su permanencia en el mismo para lo que se promoverá la realización telemática de todas aquellas actividades no lectivas que así lo permitan.

El uso de la mascarilla será obligatoria a partir de los 6 años con independencia de la distancia de seguridad, que se establece en 1,5 metros. Habrá grupos estables en Educación Infantil y en Primer Ciclo de Educación Primaria.

Asimismo, el lavado de manos deberá producirse cinco veces al día y deberá mantenerse informada a las familias y dar formación a los profesionales. Celaá ha destacado la importancia a la ventilación (10-15 minutos) y limpieza y desinfección de las instalaciones, manteniendo con distancia los servicios de comedor y transporte escolar, donde la mascarilla será obligatoria desde los 6 años y recomendable de 3 a 5 años. Se aconseja que los menores ocupen siempre el mismo lugar en el bus, cumpliendo siempre que sea posible la distancia de seguridad. Además, se llama a los progenitores a que, siempre que sea posible, acompañen a sus hijos al colegio andando o en bicicleta.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*