Un curso de verano en La Rábida sobre Mecanobiología pone en valor la tecnología al servicio de la medicina

José Antonio Sanz Herrera es el director del encuentro online sobre Mecanobiología

José Antonio Sanz Herrera es el director del encuentro, que se imparte on-line en la sede de La Rábida sobre “Mecanobiología: una visión de problemas clínicos abordados por ingenieros”. Para este profesor de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Sevilla, es el segundo año que dirige un curso en la sede de La Rábida. Se trata de divulgar a los estudiantes, principalmente de los primeros cursos de ingenierías, nuestras disciplinas, nuestras investigaciones. “Resulta curioso que ingenieros trabajen en hospitales y no solo en tareas de mantenimiento, sino codo con codo con los médicos, asesorándole en algunas intervenciones que necesitan de estos ingenieros. Es una nueva área de investigación”, resume.

En España en esta disciplina vamos retrasados con respecto a otros países como Alemania, Reino Unido o Estados Unidos donde los ingenieros trabajan en intervenciones, con los médicos. “Este perfil no existe en España y ese es uno de los objetivos que pretendemos en este encuentro dar a conocer que existe esta especialidad y que se hace necesario para un mejor éxito de la medicina. Se trata en definitiva, de poner toda la tecnología al servicio de la medicina”, comenta.

Además, Sanz Herrera comenta que se trata de soluciones mecánicas a problemas médicos. El desarrollo de esta tecnología puede mejorar muchos la calidad de vida de las personas. En este sentido el profesor Sanz ha pedido a las instituciones, como Universidades, hospitales que incluyan en las plantillas de los hospitales a los ingenieros mecánicos para que participen en las operaciones, en las reuniones médicas, etc. y que los médicos dejen de ser escépticos con respecto a los ingenieros.

La Mecanobiología es una disciplina de reciente creación que surge como resultado de la investigación por parte de los ingenieros de problemas de ámbito clínico y biológico. Así, por ejemplo, procesos fundamentales tales como la reparación de fracturas óseas, la deformación del corazón cuando late o el flujo respiratorio, permiten ser estudiados bajo la metodología propia de la ingeniería mecánica.

Un plantel de profesores de varias universidades y hospitales como Manuel Doblaré Castellano del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón de la Universidad de Zaragoza; Juan Mora Macías de la Universidad de Huelva; Miguel Ángel Giráldez Sánchez e Israel Valverde del Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla); Esther Reina Romo junto a José Antonio Sanz Herrera de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Sevilla componen un cualificado profesorado del Encuentro que se desarrollará hasta el viernes.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*