Opinión



El PP anuncia una recogida de firmas y mociones en los ayuntamientos contra las ocupaciones ilegales

Con la Proposición de 'Ley Antiokupa' presentada en el Congreso por el PP se podrán acometer desalojos en "no más de 12 horas"

"El PP está al lado de las familias y de los propietarios,  no se va a quedar de brazos cruzados ante un problema creciente en la provincia de Huelva debido a la inacción del Gobierno de Sánchez e Iglesias" 

El diputado nacional del PP por Huelva y alcalde de Palos de la Frontera, Carmelo Romero, ha anunciado la recogida de firmas y mociones en los ayuntamientos de la provincia para recabar apoyos a la campaña que el Partido Popular ha presentado en el Congreso contra la ocupación ilegal.

Carmelo Romero ha denunciado que “estamos ante un problema creciente en la provincia de Huelva y en todo el territorio nacional, donde en los últimos  seis meses han sido 7.400 viviendas ocupadas ilegalmente, a razón de más de 40 viviendas al día, lo que ha creado una alarma social”.

En este contexto, el popular ha señalado que el PP está “al lado de las familias y de los propietarios” frente a la ocupación ilegal de viviendas, de ahí que promueva una ‘Ley Antiokupa’ con desalojos en 12 horas, penas de cárcel de 1 a 3 años para la ocupación con violencia, así como que la incitación a la ocupación se castigue de 3 meses a un año de prisión y que no se permita a los okupas empadronarse en viviendas ocupadas.

El Partido Popular quiere poner fin a la indefensión que sufren los propietarios y vecinos ante las ocupaciones ilegales, por ello con esta propuesta de ley presentada por el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado podrán acometer un desalojo ‘express’ en no más de 12 horas para garantizar el derecho a los propietarios de disfrutar sus bienes y evitar poner en peligro la seguridad de los vecinos”.

El popular ha indicado que “precisamente ante el alarmante aumento de las ocupaciones ilegales y la pasividad del Gobierno, se hace necesario y urgente, como lleva reclamando Pablo Casado desde hace dos años, modificar la legislación, motivo por el que el PP ha puesto en marcha una campaña de recogida de firmas para luchar contra la ocupación”.

El Gobierno de Sánchez no puede permanecer con los brazos cruzados y mirando para otro lado ante esta lacra social que afecta cada vez a más familias, que en la mayoría de los casos viven un infierno debido a que la ley ampara más a los delincuentes que a los dueños de los hogares”.

Asimismo, Carmelo Romero ha lamentado que la “actitud pasiva del Gobierno de PSOE y Podemos provoque cada vez más una sensación de normalización del problema en nuestra sociedad ante el que el PP no se va a poner de perfil”.

“La ocupación ilegal es un “calvario no únicamente para los dueños de las viviendas, que en ocasiones sus ingresos dependen de lo que les generan estas propiedades, sino también para los vecinos que tienen que convivir con estos okupas”, ha insistido.

En este sentido, Carmelo Romero ha señalado que se pretende “dar facilidad a las comunidades de propietarios para que puedan adoptar medidas legales ante comportamientos violentos de los ‘okupas’ y actuar directamente ante los tribunales, así como a las personas jurídicas”.

Carmelo Romero: “Queremos garantizar el derecho a los propietarios de disfrutar sus bienes y evitar poner en peligro la seguridad de los vecinos”

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*