Opinión



El Área Sanitaria Norte de Huelva pone en marcha una Unidad Docente para EIR

para formar residentes de Medicina Familiar y Comunitaria

El Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva, órgano del Servicio Andaluz de Salud (SAS) que atiende a la población residente en las comarcas onubenses de la Sierra, Cuenca Minera y parte del Andévalo, ha ampliado sus recursos con la reciente puesta en marcha de una Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria, dirigida a los residentes que realicen su proceso de especialización EIR (Especialista Interno Residente) en los centros de salud de esta zona de la provincia y el Hospital de Riotinto.

La función principal de esta nueva unidad es planificar, coordinar y ejecutar el programa de formación de postgrado en la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria en los centros dependientes del área sanitaria. En la actualidad un total de 21 residentes, de los que tres se acaban de incorporar en los últimos días dentro de la promoción correspondiente a este año, están cursando dicho programa, que tiene una duración de cuatro años. Esta medida les permite contar a partir de ahora con un dispositivo de referencia en su propio entorno laboral que les va a acompañar y dar respuesta a sus necesidades a lo largo de todo el periodo en que se prolonga el proceso formativo.

El trabajo de la unidad docente se basa en el plan global de formación y evaluación existente a nivel nacional para la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, si bien el itinerario formativo se encuentra adaptado a las particularidades y características especiales del área sanitaria. En el mismo se incluyen los objetivos docentes, rotaciones, atención continuada, formación complementaria y actividades de investigación.

El Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva dispone en estos momentos de cinco centros de salud acreditados para acoger la formación de residentes en la disciplina de Medicina Familiar y Comunitaria. Se trata de los de Calañas, Valverde del Camino, Aracena, Cortegana y Cumbres Mayores, una cifra que se pretende ampliar para los próximos cursos. La etapa de especialización se desarrolla tanto en estos centros de atención primaria como en el Hospital de Riotinto con vistas a facilitar también de forma paralela conocimientos de la actividad hospitalaria y completar así el aprendizaje teórico y práctico. En este periplo los postgraduados cuentan con la supervisión y apoyo de un equipo de nueve tutores principales, así como de 20 colaboradores docentes.

Además de la elaboración de la guía o itinerario formativo concreto de la especialidad en el área sanitaria, que integra las competencias específicas y transversales, la unidad docente se encarga también de controlar todas las actividades formativas de los residentes a su cargo y fomentar el impulso de nuevas metodologías docentes.

Sistema EIR

El sistema EIR, operativo en todo el territorio nacional, es un método formativo para postgraduados en las diferentes ramas de Ciencias de la Salud, basado en la participación activa en la asistencia como una línea básica de aprendizaje, y cuyo objetivo es que el residente alcance progresivamente los conocimientos necesarios para el ejercicio de su especialidad.

El periodo de formación oscila entre los 2 años en Enfermería, 4 en Farmacia y Psicología y 4 ó 5 en Medicina en función de la especialidad cursada, desarrollándose siempre bajo la supervisión de los tutores y con la implicación constante del resto de profesionales de cada centro sanitario.

Como consecuencia de la irrupción del Covid-19 y su incidencia en el funcionamiento del sistema sanitario público, este año la llegada de los nuevos EIR a los centros del SAS se está produciendo en estas fechas y no en el mes de mayo como suele ser habitual.

Un total de 21 residentes, de los que 3 se acaban de incorporar, están desarrollando su proceso de especialización en los centros de salud de esta zona de Huelva y el Hospital de Riotinto

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*