Opinión



Preocupación por el aumento de mascarillas y guantes en las alcantarillas de Huelva

Aguas de Huelva recuerda que estos residuos no se deben tirar ni por el inodoro ni en las calles

Las toallitas húmedas de baño acaban formando atascos en las redes de alcantarillado

Aguas de Huelva ha detectado un aumento en las redes de mascarillas y guantes que se utilizan para la prevención ante el Covid-19, que acaba en las alcantarillas al no desecharse de la manera correcta y advierte de otros usos inapropiados como la eliminación a través del inodoro de las toallitas húmedas de baño, que acaban formando atascos en las redes de alcantarillado o bien en las estaciones de bombeo, poniendo en serio peligro el funcionamiento del sistema general de evacuación de aguas.

Esto ha hecho que se complique la labor de limpieza de la red de saneamiento de la ciudad, ya que a los factores habituales se une el cambio climático, causante los últimos años de lluvias más intensas, la acumulación de residuos a los que este 2020 se han unido mascarillas y guantes, y a que “cuando limpias una zona de la ciudad, la otra punta de la misma puede verse afectada de nuevo con la acumulación de más residuos y hojas”, señala la empresa.

De esta manera, desde el Ayuntamiento y Aguas de Huelva se insta a las indicaciones de diferentes organismos como el Ministerio de Sanidad, recordando que tales residuos no se deben tirar ni por el inodoro ni en las calles, ya que finalmente pueden acabar en el sistema de alcantarillado o en la naturaleza.

Labores de mantenimiento en 24.000 sumideros

Aguas de Huelva estima que a lo largo de todo el año 2020 se realizarán labores de mantenimiento de unos 24.000 sumideros, casi el equivalente a limpiar dos veces el número de imbornales existentes en la ciudad de Huelva.

La programación de la limpieza preventiva de la red de alcantarillado se realiza a primeros de año teniendo siempre en cuentan la intensificación de la limpieza de sumideros de las zonas más conflictivas (inundables) durante el verano. La idea es la de intentar dar dos veces la vuelta a la ciudad en las labores de limpieza de todos los sistemas de imbornales y pozos de registros que conforman la red de saneamiento de Huelva.

El verano seco acompañado, en ocasiones, de fuertes rachas de viento provoca que gran parte de los más de 14.000 imbornales de la ciudad se llenen de residuos, hojas y ramas. Por ello, desde la empresa, en coordinación con el área de movilidad del Ayuntamiento de Huelva, intensifican durante los meses de verano las labores de limpieza de la red de alcantarillado de la ciudad. Todo ello, con el principal objetivo de prevenir posibles problemas ante las futuras lluvias del otoño y el invierno, por otra parte, tan deseadas.

Isabel Butrón, directora gerente de Aguas de Huelva, incide en el alineamiento de todas las actividades que desarrolla la empresa para la consecución de los ODS de la Agenda 2030. “Tenemos la obligación y el compromiso de contribuir a que las ciudades estén lo mejor preparadas que sea posible ante las situaciones de intensas lluvias que cada vez son más frecuentes por efecto del cambio climático, para anticiparnos con medidas preventivas y lograr que siempre se recupere la normalidad lo antes posible”, ha manifestado.

Además de estas tareas de mantenimiento en los imbornales de Huelva, se realizan limpiezas preventivas en las estaciones de bombeo, tanto pluviales como fecales, así como la limpieza de los colectores principales ubicados en las zonas bajas de la ciudad.

Aguas de Huelva y la empresa adjudicataria del servicio de limpieza de la red de saneamiento, Cespa GR, cuentan con una plantilla encargada de velar por el buen funcionamiento de la red de saneamiento de la ciudad, cercana a la veintena de trabajadores, incluyendo los servicios de guardia y retén.

El operativo se dedica a la revisión y mantenimiento de los 400 kilómetros de red de saneamiento del término municipal de Huelva y de la Autoridad Portuaria, con sus 13.746 pozos de registro, 6.233 acometidas y 28 estaciones de bombeo, así como de la limpieza dos veces al año de los 14.874 imbornales y de una gran parte de los colectores, que la empresa Aguas de Huelva planifica y coordina dentro de los trabajos preventivos, limpieza de puntos críticos de la red, inspecciones de la red, actuaciones en periodo de lluvias intensas, trabajos correctivos y servicios de guardia.

Otras limpiezas que se hacen tienen carácter correctivo, ya que se realizan a demanda del departamento de mantenimiento de la empresa encargado de las estaciones de bombeo, cuando se observa el atasco de alguna bomba. Como mínimo se limpian las estaciones una vez al año, siendo seis las limpiezas previstas en la Estación de Bombeo de Cabecera.

El parque de maquinaria encargado de estas labores de limpieza y mantenimiento preventivo anual está compuesto por dos camiones mixtos de aspiración-impulsión para limpieza de red (que combinan la aspiración por alto vacío e impulsión, siendo capaces de disgregar y arrastrar por medio de lanzamiento de agua a alta presión y aspirar los sedimentos acumulados en los pozos de registro), un vehículo ligero hidrolimpiador para limpieza de imbornales, un vehículo ligero para inspección y supervisión del servicio, y una pértiga periscopio especializada de filmación de alcantarillas tipo Quickview. Durante las limpiezas especiales de verano previas a las épocas de lluvia esta dotación aumenta a cuatro camiones mixtos de aspiración e impulsión.

Desde Aguas de Huelva se quiere recordar a la ciudadanía que el sistema de alcantarillado de la ciudad comienza en nuestro entorno doméstico, nuestros propios hogares. El uso inadecuado de los sistemas de alcantarillado de las viviendas puede provocar averías y situaciones de peligro en el sistema general.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*