Opinión



Adelante exige que “la Junta actúe en la sanidad de Huelva, donde las hospitalizaciones por coronavirus aumentan”

La parlamentaria onubense de Adelante Andalucía, María Gracia González, denuncia que “está aumentando la presión asistencial, sobre todo en el Hospital Juan Ramón Jiménez con 37 ingresos por covid, y los recursos humanos y materiales son los mismos

La parlamentaria onubense de Adelante Andalucía, María Gracia González, ha exigido este miércoles a la Junta que “tome las riendas en Huelva y actúe ante el aumento de casos de coronavirus” ya que “las hospitalizaciones en planta y en UCI siguen en aumento, lo cual está suponiendo una mayor presión asistencial, sobre todo en el Hospital Juan Ramón Jiménez de la capital”.

Así, actualmente hay 37 ingresos en este centro hospitalario, de los 46 ingresos de toda la provincia, y cinco personas permanecen en UCI, con unos recursos que “pronto se quedarán cortos de cumplirse las previsiones acerca de la evolución de la segunda ola de la pandemia, que habla de la llegada de días más complicados, según el comité de expertos”, ha remarcado.

A todo ello, “hay que añadir la falta de materiales de protección para todo el personal sanitario”. “Faltan EPIS en los hospitales onubenses y centros de salud”, ha apuntado González, que insiste en “la necesidad de que los profesionales que están en primera línea de fuego contra el virus estén protegidos”. Ante esta “falta de materiales”, la diputada andaluza ha lamentado “la inacción del Gobierno andaluz para proveer a los sanitarios de material de protección siete meses después de que comenzara la pandemia”, lo que “evidencia, de nuevo, la falta de planificación y previsión” de este Gobierno.

Por otro lado, los centros de salud de Huelva y de toda la provincia “están colapsados y prácticamente cerrados, como venimos denunciando desde hace semanas, lo cual conlleva que los pacientes, desesperados, acudan a las urgencias de los hospitales, donde van ingresando cada vez más enfermos por coronavirus”. “Esta situación está potenciando que aquel ciudadano que tenga medios económicos se vaya a la sanidad privada, donde es atendido, mientras que la persona que no se lo puede permitir se juega su salud, –ha aseverado– ante un sistema sanitario cuya puerta de entrada está prácticamente vetada, por la falta de recursos y por no planificar ni escuchar a los trabajadores y trabajadoras”.

Además, González ha detallado que “hay 11 rastreadores para toda la provincia, a los que algunos empleados se suman porque ya no están dando a basto”, por lo que es “complicado realizar adecuadamente un trabajo de rastreo, elemento primordial para gestionar la crisis sanitaria”.

Por todo ello, la diputada anticapitalista ha insistido en que “la Sanidad en Huelva no puede seguir por el mismo camino”. La Delegación de Salud y Familias “tiene que tomar decisiones y llevarlas ante el consejero Jesús Aguirre para que se aumenten los recursos humanos, como un primer paso fundamental, y se actúe con planificación, algo que ha faltado en Andalucía desde el comienzo de la pandemia”. Asimismo, ha insistido en “la demanda que hacen los propios trabajadores onubenses a través de los sindicatos, que alertan de la falta de personal para poder atender a los pacientes”.

“Tenemos a un personal sanitario que lo ha dado todo durante la primera ola de la pandemia”, ha indicado, para enfatizar que “estos profesionales ya no pueden más ante la preocupación y el cansancio por llevar a cabo más funciones de las que deberían y la poca motivación debido a sus derechos laborales y su remuneración”.

 Así, “se vuelve a poner de manifiesto la forma caótica en la que la Junta ha querido implementar medidas contra el virus, y no podemos seguir esperando que en Huelva se produzca un desbordamiento, precisamente por falta de previsión”, al ser una provincia de menor impacto que en otras, pero “en la que la línea ascendente en cuanto a casos y hospitalizaciones es una obviedad, con una tasa que va por algo más de 162 casos por 100.000 habitantes”.

“La Atención Primaria sigue colapsada, lo que lleva a los pacientes a acudir a las urgencias de los hospitales”, indica, donde “los sanitarios siguen sin EPIS suficientes siete meses después de que comenzara la pandemia

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*