Opinión



Fertiberia presenta Restore 20/30, un proyecto emblemático a nivel mundial para la restauración de los apilamientos de fosfoyesos

Moverá una inversión superior a los 65 millones de euros y creará más de 100 empleos directos e indirectos

En el centro, Javier Goñi, presidente de Fertiberia, durante la presentación del Proyecto Restore 20/30. Le acompañan (de izq. a der.) José Miguel Benavente (director de Medio Ambiente Industrial de INERCO), Juan Ramón Miró (director técnico del Proyecto Restore 20/30 del Grupo Fertiberia), David Herrero (director industrial Grupo Fertiberia) y Javier Hidalgo (jefe del departamento de Medio Ambiente de EPTISA)

El Grupo Fertiberia ha presentado Restore 20/30, el gran proyecto de ingeniería para la restauración ambiental de las zonas de Huelva ocupadas por los apilamientos de fosfoyeso. Restore 20/30, que se desarrollará en las 720 hectáreas actualmente ocupadas por dichos apilamientos, moverá una inversión superior a los 65 millones de euros y creará más de 100 empleos directos e indirectos, principalmente durante los diez años de la fase de restauración activa del proyecto.

Esta iniciativa pionera acaba de recibir la Declaración de Impacto Ambiental favorable del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico tras experimentar un largo proceso de perfeccionamiento y mejora en los últimos cuatro años, etapa en la que fue declarado idóneo por la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, una decisión que fue ratificada además por sendos informes de la Subdirección General de Residuos del Ministerio para la Transición Ecológica y del Instituto Geológico y Minero (IGME). El proyecto consistirá en el encapsulamiento total de los fosfoyesos para evitar cualquier contacto con el exterior, y la restauración y revegetación de los terrenos para integrarlos en la marisma, una vez drenada el agua interna y el agua infiltrada por las lluvias.

El objetivo de Fertiberia, que ha obtenido también las garantías financieras necesarias para cubrir el importe del proyecto, es lograr los permisos y autorizaciones pendientes por parte de las autoridades competentes para comenzar cuanto antes una iniciativa que se compone de dos fases: un periodo estimado de diez años para el encapsulado, a los que seguirán otros 30 años de seguimiento y control.

El presidente de Fertiberia, Javier Goñi, ha destacado que “Restore 20/30 es un proyecto prioritario y estratégico para la compañía que, además, supone la culminación de casi diez años de esfuerzo, en los que han colaborado las empresas y los técnicos más experimentados y en los que hemos analizado todas las variables posibles hasta conseguir no solo el único proyecto viable, sino el mejor documentado científicamente para la restauración de los apilamientos”.

Restore 20/30 forma parte de la apuesta permanente de Fertiberia por Huelva. En los últimos cuatro años, la compañía ha invertido más de 30 millones de euros en sus dos plantas onubenses, situadas en la capital y en Palos de la Frontera y que generan más de 500 empleos directos e indirectos. En esta provincia se ubica, además, una de las iniciativas más relevantes del grupo para liderar la transición energética en el sector de los fertilizantes. “Huelva es parte esencial de nuestra historia y clave en nuestro futuro”, ha subrayado.

“El nombre de Restore remite a la restauración de los apilamientos de fosfoyeso, como no podía ser de otra manera. Y 20/30 se refiere a la década en la que queremos llevar a cabo el proyecto, la década de 2020 a 2030, y también a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, con los que el proyecto está plenamente alineado”, ha añadido Javier Goñi.

El director industrial de la compañía, David Herrero, que ha sido el encargado de presentar el proyecto desde el punto de vista técnico y científico, ha destacado que el fosfoyeso es un subproducto de la fabricación de fertilizantes, reconocido como residuo no peligroso, de los que existen apilamientos en todos los países industrializados del mundo. Fertiberia no solo recoge la experiencia de las principales restauraciones que se han realizado hasta ahora, sino que la enriquece y perfecciona para realizar una iniciativa que será pionera en el mundo, apostando por un sellado perimetral para evitar que el agua entre en contacto con la zona sellada, un sistema de nivelación y de escorrentía de aguas pluviales, para que no existan erosiones en la cubierta vegetal, y un riguroso plan de seguimiento y control. “Aunque el primer documento es de 2014, a lo largo de los últimos años ha sido perfeccionado profundamente para realizar un proyecto emblemático en este sector”, ha incidido.

Por su parte, Juan Ramón Miró, responsable del proyecto, ha manifestado que Fertiberia “cuenta con todas las garantías para llevar a cabo el proyecto” y que “el gran objetivo es poder empezar cuanto antes y darle a Huelva la solución que merece”.

El presidente de la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas de Huelva (AIQBE), Carlos Ortiz, por su parte, ha expresado también su “satisfacción” por la “apuesta de primer nivel” por Huelva que supone este proyecto de Fertiberia y ha agradecido este compromiso “en nombre de la gran familia de la industria onubense”.

Además de la DIA favorable del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Restore 20/30 cuenta con el respaldo de numerosas investigaciones científicas, cuyas entidades lo han reconocido como la mejor opción ambiental. Para ello, Fertiberia aportó estudios e informes a las 1.345 alegaciones presentadas sobre el proyecto al Ministerio.

Para que la ciudadanía pueda conocer todos los detalles diarios, la evolución de Restore 20/30 podrá seguirse desde el 23 de octubre a través de la web www.restore2030.com y de las redes sociales.

Respaldo de expertos

El diseño de este macroproyecto ha corrido a cargo de la empresa norteamericana Ardaman & Associates, una compañía líder en servicios de ingeniería orientada al diseño y clausura de apilamientos de fosfoyeso y a la protección de recursos naturales, con más de 60 proyectos de clausura realizados con éxito en países como Francia, Alemania, Estados Unidos, Canadá o Australia. Según ha declarado Rodrigo Home, director de proyectos de Ardaman & Associates, en el audiovisual elaborado para la presentación de Restore 20/30, “con sus más de 60 años de experiencia, Ardaman utiliza el cocimiento adquirido en el comportamiento de los fosfoyesos y elementos únicos de diseño, así como detalles originales para desarrollar proyectos de clausura duraderos a largo plazo y sostenibles desde el punto de vista ambiental”.

El proyecto de Fertiberia cuenta también con el respaldo de numerosos expertos. En esta línea, diversos estudios realizados por la empresa de ingeniería Eptisa garantizan la estabilidad del terreno durante y después de la finalización del proyecto en caso de producirse un seísmo, incluso si es extremo.

Asimismo, Claudio Olalla, catedrático de Ingeniería del Terreno de la Universidad Politécnica de Madrid, ha afirmado que “después de realizar varios cálculos, aunque el apilamiento sufra el peor de los terremotos imaginables en la zona permanecerá estable y no tendrá grandes daños. Las presiones intersticiales, que es lo que condiciona su estabilidad, se verán beneficiadas por este proyecto y por lo tanto la seguridad se irá incrementando a medida que pase el tiempo”. Por su parte, Rafael García Tenorio, catedrático de Física Aplicada de la Universidad de Sevilla, ha expuesto en este mismo vídeo que “la conclusión a la que hemos llegado desde mi grupo de investigación es la misma a la que han llegado en diferentes partes del mundo, y que están recogidas por la Agencia Internacional de la Energía Atómica: no existe un impacto sobre la población. Puede tomarse como ejemplo a los trabajadores que desde hace años operan cada día en las balsas, y pueden realizar su labor sin ningún problema”.

Además, Javier Hidalgo, jefe del departamento de Medio Ambiente de la empresa Inerco, ha señalado que “el impacto del proyecto de clausura es positivo. Al final, su objetivo es devolver y restaurar esa área que fue industrial a una situación ambiental adecuada, y conseguirá que ese impacto actual a efecto territorial, e incluso a efecto paisajístico, desaparezca”.

Restore 20/30 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Uno de los puntos claves del proyecto es su alineamiento con los Objetivos de Desarrollo Sostenible para la protección del planeta desarrollados por las Naciones Unidas, que forman parte de la Agenda 2030.

De este modo, el proyecto incidirá en el Objetivo 6, garantizando el perfecto encapsulado de los apilamientos de fosfoyeso, impidiendo que ningún agua residual sin tratar entre en contacto con la Ría de Huelva, incluyendo un sistema de drenaje perimetral que capta toda el agua interna. También abordará el Objetivo 11, ya que, a través de la creación de empleo de calidad, el proyecto supondrá un impacto social y económico muy positivo para Huelva y su provincia. Por último, el proyecto también estará relacionado con el Objetivo 15, ya que se revegetarán los terrenos que actualmente ocupan los apilamientos con plantas autóctonas que variarán en función de las distintas zonas. De esta forma, Fertiberia pretende reintroducir estas 720 hectáreas en el entorno de las Marismas del Odiel, añadiéndose al área que ya ha sido declarada Humedal de Importancia Internacional por la Convención de Ramsar, el tratado intergubernamental que establece el marco para la conservación y el uso racional de los humedales y sus recursos.

Sobre Fertiberia

Fertiberia, referente permanente para el sector de fertilizantes en España, es, a día de hoy, uno de los principales productores de fertilizantes, amoniaco y derivados de la Unión Europea. Con más de 1.400 empleados y 14 centros de actividad industrial repartidos por toda la Península Ibérica, la compañía desarrolla y produce soluciones agronómicas innovadoras (como fertilizantes de última generación) que elevan la competitividad del sector agrícola y colaboran en la transición ecológica de un sector esencial para la economía europea. También produce soluciones medioambientales para la industria y otros sectores, como AdBlue, con el que ha logrado reducir un 10% las emisiones a la atmósfera de gases NOx del parque de vehículos diésel en España.

Es el resultado de cuatro años de perfeccionamiento y mejoras continuas para lograr la mejor iniciativa científica y técnica para la marisma onubense

 

El proyecto ha recibido la Declaración de Impacto Ambiental gracias a una solidez técnica y científica, avalada por organismos como el IGME o EMGRISA

 

Se realizará en una década y estará sometido a controles durante los próximos 30 años

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*