Opinión



¿Cómo ha afectado la COVID-19 a la empresa española?: Teletrabajo, ajustes de personal…

La evolución de la pandemia ha generado una respuesta rápida en estos primeros meses de crisis entre los empresarios en España y, dada la naturaleza de la pandemia, resulta natural que 6 de cada 10 empresarios hayan implantado el teletrabajo

La pandemia de la COVID-19, las posteriores medidas de confinamiento y la conmoción resultante en la economía han puesto a prueba a las empresas españolas como nunca antes. Una tensión cuyo impacto puede persistir durante varios ejercicios. Grant Thornton ha querido testear cómo las compañías hicieron frente a esta situación, analizando sus primeras decisiones, los cambios en sus estrategias de cara a mantener su operatividad en los mercados y las previsiones de futuro que plantean en estos momentos, en los que la crisis sanitaria sigue siendo una realidad que debe estar en el radar de toda compañía.

Para llevar a cabo el análisis se ha utilizado el nuevo barómetro de la Firma, denominado Global Business Pulse, mediante el que se ha entrevistado a 400 directivos y empresarios de toda España, de organizaciones entre 50 y 500 empleados, de múltiples sectores. Los resultados que encontrarán a continuación son una fotografía realista de cómo han conseguido sobrevivir a la pandemia y qué están haciendo para reimpulsar sus negocios en medio de una incertidumbre sin precedentes,

Más del 65% de las empresas de todo el mundo espera que el COVID-19 tenga un impacto negativo en sus ingresos en 2020. La mayoría de las compañías (en torno al 40%) prevé una disminución de menos del 20% en los ingresos, mientras que 1 de cada 4 espera un descenso superior al 20%. Ante esta situación, la mayoría de empresas tomaron medidas activas para hacer frente a la pandemia, principalmente enfocadas en asegurar las seguridad de sus empleados y en la planificación ante un futuro con nuevas oleadas.

El teletrabajo, la gran medida predominante en España

Ajustes de personal
Otras de las recetas que más han utilizado los empresarios españoles han sido los ajustes temporales o permanentes de personal (27%), por encima de la media europea (26%), o que sus homólogos franceses o alemanes, y, entre los países de nuestro entorno, solo somos superados por los italianos (28%).
Ayudas del Gobierno
Respecto a las ayudas, los líderes empresariales españoles prefieren las gubernamentales en lugar de la financiación externa, siendo esta la principal medida para garantizar el cash flow y el acceso a ayudas públicas como los créditos ICO (42%), seguida del acceso a ventajas fiscales (34%) y la conversión de efectivo inactivo en capital de trabajo o el acceso.

La evolución de la pandemia ha generado una respuesta rápida en estos primeros meses de crisis entre los empresarios en España y, dada la naturaleza de la pandemia, resulta natural que 6 de cada 10 empresarios hayan implantado el teletrabajo o la jornada flexible en nuestro país. Esa es, de hecho, la medida más predominante de las adoptadas hasta ahora para hacer frente al coronavirus, seguida de cerca por los ajustes en la estrategia de negocio (58%) y por la revisión de presupuestos y planes de inversión (55%).

Los empresarios españoles, los más previsores
Medidas implementadas

Reforzar la seguridad de los centros de trabajo (56%) y dotar a las empresas de los recursos financieros necesarios para seguir operando con normalidad (50%) son las medidas más destacadas.

Tecnología para la recuperación

Las empresas españolas están claramente inclinadas a cambiar sus estrategias después del COVID-19 porque la pandemia ha hecho aflorar áreas de mejora. Tras la crisis, el 58% buscará implementar más tecnología y acelerar su transformación digital, el 51% mejorará sus protocolos para la gestión de crisis, y el 49% tenderá hacia una mayor flexibilidad organizativa

Respecto a las medidas planteadas por los empresarios españoles de cara a la vuelta a la normalidad, estos han sido mucho más previsores que los de los países de nuestro entorno: el porcentaje de compañías españolas que ya han empezado a trabajar en un escenario planificado es 9 puntos superior a la media europea, y se sitúa por delante del dato alemán, francés o italiano.

Perspectivas de negocio frías, pero con pequeñas dosis de confianza

Ventas
La mayoría de empresarios españoles prevé reducir sus ventas en 2020 por culpa del COVID-19, teniendo que llevar a cabo ajustes de costes o acceder a nueva financiación para seguir operando.

Atendiendo a la gravedad de ese descenso, un 29% de nuestras empresas cree además que sus ventas bajarán más de un 20% en 2020. Y sorprende también que el porcentaje que afirma que la pandemia no le va a afectar se sitúe en el 9%, menos de la mitad que en Alemania.

El punto más optimista se encuentra en el número de empresarios que dicen mostrarse todavía confiados pese a la situación generada por la COVID-19. Los directivos españoles que prevén un impacto positivo de la pandemia en sus
organizaciones (13%) está por encima de la media europea (11%), y también de países como Francia y Alemania, ambos con un 10%.

Incluso en ese aspecto vuelven a encontrarse argumentos para la esperanza. Son muy pocos los líderes empresariales españoles que creen que sus organizaciones no van a resistir hagan lo que hagan (2%), muy por debajo de la media europea (6%) y mundial (8%).

 

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*