Opinión



Nueva pasarela adaptada en el acceso a la playa de Los Haraganes de Isla Canela

Nueva pasarela puente en la playa de Isla Canela, que ha sido ubicada en la zona de Los Haraganes

El Ayuntamiento de Ayamonte ha procedido a la instalación de una nueva pasarela puente en la playa de Isla Canela, que ha sido ubicada en la zona de Los Haraganes, que el próximo verano será la nueva zona adaptada para personas con movilidad reducida. Un espacio que contará, asimismo, con un nuevo módulo de salvamento accesible y aseos adaptados. Cabe señalar que, en función de la evolución positiva de la pandemia, los servicios podrían ampliarse con duchas y otras prestaciones para los usuarios.

La nueva pasarela, una construcción elevada de madera que cuenta con cien metros de longitud y un ancho de 2,80 metros, cuya instalación ha sido supervisada por el teniente de alcaldesa de Obras y Servicios, Javier López, y la concejala de Playas, Rosario de los Ángeles, corresponde a una inversión derivada de los fondos europeos para el Plan de Playas 2020, y facilitará el acceso de las personas con discapacidad a la zona de baño. Esta nueva zona adaptada se suma a las ya existentes en la zona de Las Banderas y en la playa de Punta del Moral.

La alcaldesa de Ayamonte, Natalia Santos, ha señalado que “la mejora de la atención a la ciudadanía es una constante en para este equipo de Gobierno, que desde su llegada al Ayuntamiento trabaja en la mejora de la calidad de vida de los vecinos y vecinas y, en este caso, en conseguir una playa más accesible para todos, especialmente, para las personas con dificultad de movimiento, que cuente con más servicios y recursos”.

Por su parte, López ha indicado que “estos trabajos se unen a los que venimos realizando en nuestras playas a través de los distintos departamentos municipales a lo largo de todo el año con el fin de mejorar los servicios en las distintas zonas de baño”, al tiempo que la responsable de playas ha aclarado “que la instalación de esta nueva pasarela estaba previsto que se ejecutara con anterioridad y que hubiese estado disponible para el inicio de la temporada estival, pero el Decreto de Estado de Alarma provocó que todos los plazos quedasen anulados, por lo que la licitación de las obras se retrasó más de lo esperado y hasta ahora no había podido llevarse a cabo”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*