Opinión



Dimite el presidente de la Hermandad de Emigrantes por incompatibilidad al ser vocal de la gestora del PSOE

Inocencio Forcen junto al Hemano mayor Nono Ortiz

El hasta ahora presidente de la Real Hermandad de Emigrantes de Nuestra Señora del Rocío, Inocencio Forcén, se ha visto obligado a presentar su dimisión de su cargo en la filial rociera por motivos de incompatibilidad con otros cargos, un año después de sustituir al recordado Eduardo Fernández Jurado. Forcén es vocal de la gestora del PSOE onubense y, según los estatutos de la hermandad, la presidencia de la misma no es compatible con un cargo político.

Forcén deja la presidencia para ser sustituido por el hasta ahora vicepresidente, José Francisco Garrido, que será el encargado de liderar la entidad onubense en un momento tan importante y significativo como es la celebración de su cincuenta aniversario como hermandad.

Garrido es conocido en el mundo rociero por sus múltiples trabajos de dirección musical en coros rocieros como Senderos de Huelva, Coro de la Peña o el propio de la Hermandad de Emigrantes, al que dirigió durante dos años.

Según informa la hermandad, la estabilidad de la misma “está garantizada”, ya que se mantiene al completo toda la junta de gobierno, realizándose algunas incorporaciones para paliar las bajas del fallecido Eduardo Fernández y la del propio Inocencio Forcén.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*