Opinión



Se adelantan los trabajos de mantenimiento en la Gruta de las Maravillas en Aracena

El vaciado y limpieza de los lagos de la Gruta habitualmente se realiza en los meses de enero y febrero, temporada baja de visitas, y ha sido adelantado este año aprovechando el cierre

La Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Aracena ha adelantado los trabajos habituales de mantenimiento en la Gruta de las Maravillas, que se realizan anualmente en los meses de menos visitas, enero y febrero, con el objetivo de mejorar la sostenibilidad del uso turístico con la conservación de la cavidad.

El adelanto de este trabajo responde a la situación excepcional de cierre de los recursos turísticos municipales (Gruta de las Maravillas, Museo del Jamón y Castillo), cerrados al público desde el pasado 9 de noviembre tras la entrada de Aracena en el nivel 4 (grado 1) de alerta sanitaria y el cierre perimetral de los municipios de Andalucía.

Las labores de mantenimiento inciden en diversos aspectos, uno de ellos, la limpieza de la cavidad con la finalidad de realzar su belleza y minimizar el impacto que se produce con las visitas turísticas. Estos trabajos consisten en el baldeo de los empedrados de los pasillos, la retirada de los sedimentos que se depositan en las formaciones subacuáticas de los lagos (gours) o la eliminación del denominado ‘mal verde’. Este último es uno de los principales problemas que se genera en la cavidad, ya que el alto grado de humedad y los focos eléctricos favorecen el crecimiento de algas y musgos sobre las formaciones o espeleotemas. Para su eliminación se siguen las directrices establecidas por los estudios de impacto ambiental y medidas de conservación que realiza la Universidad de Granada. No obstante, el ‘mal verde’ es uno de los problemas de conservación más comunes en todas las cuevas turísticas, sobre el que hay que actuar periódicamente.

Por otra parte, también se están llevado a cabo mejoras en la instalación eléctrica y en la seguridad de los visitantes. En este sentido, además de sustituir lámparas fundidas, cambiar materiales que están en mal estado o colocar algunos puntos nuevos de luz para incrementar la visibilidad en los pasillos, se está revisando toda la instalación para evitar que se generen futuras averías. Igualmente se está incidiendo en la limpieza y desinfección de barandillas y otros elementos de contacto para los visitantes. Para la ejecución de estos trabajos se está contando con el personal propio de la Gruta.

Los trabajos darán a la Gruta un realce especial, incrementado por sonoridad que aportan las infiltraciones de agua de las lluvias de esta época del año, que podrán disfrutar los visitantes cuando el monumento reabra sus puertas.

Castillo y Museo del Jamón

En el Recinto Fortificado del Castillo se han estado realizando tareas de mantenimiento y limpieza en las viviendas islámicas, así como la instalación y montaje del equipamiento contemplado en el Proyecto Fortours I, gestionado por la Diputación de Huelva, destinado a las visitas turísticas en el interior de la fortaleza y Centro de Visitantes.

Por su parte, en el Museo del Jamón, se está realizando igualmente una tarea de limpieza y desinfección de paredes, vitrinas, maderas, mobiliario y elementos expositivos.

El vaciado y limpieza de los lagos de la Gruta habitualmente se realiza en los meses de enero y febrero, temporada baja de visitas, y ha sido adelantado este año aprovechando el cierre

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*