Un estudio analiza el comportamiento de las nutrias en el Paraje Natural Marismas del Odiel

IMPULSADO POR LA FUNDACIÓN ATLANTIC COPPER Y ELECTROQUÍMICA ONUBENSE

El Paraje Natural Marismas del Odiel es un ecosistema que dispone de mucho alimento para la nutria

Un estudio de los investigadores Manuel Gómez y Enrique García ha identificado la distribución y el comportamiento general de ejemplares de nutrias paleárticas (Lutra lutra) en el Paraje Natural Marismas del Odiel, declarado Reserva de la Biosfera. El trabajo está autorizado y coordinado por la Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible e impulsado por la Fundación Atlantic Copper y Electroquímica Onubense, que conviven en el entorno con el Paraje Natural.

Los trabajos de campo han mostrado las localizaciones de nutrias en distintas zonas del espacio protegido. Los autores han llevado a cabo una observación pormenorizada del terreno y revisiones bibliográficas de exploraciones históricas, así como toma de muestras y rastreo.

Enrique García Muñoz y Manuel Gómez Cristóbal han detectado, al menos doce centros de actividad y están centrados en dos familias de mustélidos mediante técnicas de foto-trampeo. “El Paraje Natural Marismas del Odiel es un ecosistema que dispone de muchísimo alimento para la nutria”, han explicado los investigadores, quienes también han destacado “la importancia de que comparta ecosistema con otros mamíferos como el zorro, la gineta, el meloncillo, el tejón o jabalí, entre otros, además de con aves”.

La nutria es un mamífero “emblemático y su seguimiento es importante para el espacio protegido porque estos grupos faunísticos completan la reconocida riqueza en aves de Marismas del Odiel”, según el director conservador del paraje natural, Enrique Martínez.

En la misma línea, los autores del trabajo aseguran que “la nutria paleártica es un mustélido de gran tamaño que se ha convertido para los investigadores en un excelente bioindicador del estado de los ecosistemas, no solo del ecosistema acuático, donde se alimenta, juega y pasa gran parte de su vida, sino también del ecosistema terrestre donde descansa y se reproduce”. “Nos ofrece información de ambos ecosistemas, acuático y terrestre, y también de la interacción entre ambos, algo de vital importancia a la hora de evaluar los efectos antrópicos sobre los ecosistemas”, han añadido.

El proyecto incluye, a sugerencia de la Junta de Andalucía, objetivos en los planos divulgativos y educativos que se añaden al seguimiento de las poblaciones de la especie. Este programa asociado a la investigación permite a Marismas del Odiel cumplir como Reserva de la Biosfera con el reto de trasladar el conocimiento de los importantes valores naturales a la población y contribuir a la formación de los escolares en su entorno natural.

En este sentido, Manuel Gómez Cristóbal y Enrique García Muñoz cuentan con la colaboración del personal de la Delegación de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en el Paraje Natural, formado por agentes y técnicos, a la hora de realizar la localización, el seguimiento y el acceso al espacio.

La iniciativa, cuyo estudio preliminar ha concluido esta semana con éxito, comenzó a plasmarse el pasado octubre y desarrollará, según las previsiones, hasta junio de 2021, cuando se presenten los resultados finales.

Los investigadores

Enrique García Muñoz es Licenciado en Biología con un Máster en análisis y gestión de ecosistemas. Doctor en Biología con línea de investigación centrada en la evaluación de bioindicadores y biomarcadores de alteración ecosistémica bajo un escenario de calentamiento global y alteración antrópica del medio. Ha sido Investigador Principal y/o ha formado parte del equipo de investigación de 6 Proyectos/contratos competitivos internacionales de investigación en diversas universidades como la Universidad de Jaén (España), Universidad de Aveiro (Portugal) y Universidad de Oporto (Portugal)

Manuel Gómez Cristóbal es, junto a José Manuel Sayago, Juan Carlos Segura y María del Mar Gómez, uno de los autores del libro ‘Marismas del Odiel. Reserva de luz y alma’, una publicación que a lo largo de sus 300 páginas muestra 272 fotografías de paisajes y avifauna de este Paraje Natural. Además, se pueden leer 20 poesías de Manuel Diego Pareja-Obregón y 10 anécdotas escritas por Tomás Sayago sobre su padre, José Manuel Sayago, al mismo tiempo uno de los ornitólogos que mejor conocen las Marismas del Odiel de los últimos 25 años. La publicación, asimismo, está copatrocinada por la Fundación Atlantic Copper y Electroquímica Onubense.

Sobre la Fundación Atlantic Copper

La Fundación Atlantic Copper es una entidad sin ánimo de lucro puesta en marcha en 2009, para dar continuidad a cuatro décadas de implicación social de la empresa, asumiendo la gestión y coordinación de las actividades de Responsabilidad Social externa que desarrollaba Atlantic Copper hasta ese momento y reforzándolas con nuevas iniciativas dentro de los fines que establecen sus Estatutos.

Se encarga de gestionar la presencia y participación en acciones de carácter social, educativo y de formación, así como colaborar, investigar, poner en valor y conservar el patrimonio natural, cultural, artístico e histórico de la provincia de Huelva. La Fundación mantiene un diálogo con todos los ciudadanos y entidades que solicitan ayudas y colaboraciones enmarcadas dentro de sus fines fundacionales mediante contactos directos con sus órganos de gestión. Más de 30.000 personas se han beneficiado o participado en los proyectos impulsados o financiados por la Fundación.

Sobre Electroquímica Onubense

Electroquímica Onubense es una empresa de Huelva, que gestiona las instalaciones de extracción de sal marina en el Paraje Natural Marismas del Odiel. Salinas del Odiel es un proveedor nacional relevante de sal para usos domésticos e industriales. Sus balsas salinas son imprescindibles para la alimentación de una de las especies emblemáticas del paraje, el flamenco.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*