Opinión



España y Portugal diseñarán un censo de trabajadores transfonterizos

Las ministras de Trabajo de España y Portugal, Yolanda Díaz y Ana Mendes

España y Portugal diseñarán un censo de trabajadores transfronterizos como paso previo a la elaboración del Estatuto del Trabajador Transfronterizo, inscrito en una estrategia global de cooperación entre ambos países.

Así lo han señalado las ministras de Trabajo de España y Portugal, Yolanda Díaz y Ana Mendes, respectivamente, en en Lisboa tras una reunión bilateral en la que han abordado líneas de trabajo conjunto en materia de empleo, política social y cooperación transfronteriza.

“Hemos abordado la realización de un censo de personas trabajadoras transfronterizas, un trabajo que debe estar en la base de una regulación jurídica posterior, que elimine las discriminaciones por nacionalidad y que mejore los mecanismos de inspección de la Autoridad Laboral europea entre ambos países”, ha señalado la ministra Díaz tras la reunión, celebrada en la sede del Ministerio de Trabalho portugués, y en la que también han participado el secretario de Estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey, y el secretario de Estado de Segurança Social, Gabriel Bastos.

Ambas titulares han firmado una Declaración de Intenciones que tiene, entre sus objetivos principales, el Diálogo social, las relaciones transfronterizas, y el refuerzo de la dimensión social de la UE en aspectos como la implementación del Pilar Europeo de Derechos Sociales y del Plan de Acción. También es un eje de la declaración la Economía Social, ámbito en el que España acaba de entregar a Portugal la presidencia del Comité de Seguimiento de la Declaración de Luxemburgo.

“Desde hace años, venimos reforzando nuestros lazos de cooperación sobre la base de nuestra proximidad geográfica, la interdependencia en multitud de ámbitos y una visión compartida de cómo queremos que sea la Europa del mañana, desde una vertiente próxima a ambos países, en la que tenemos elementos de fortaleza para redefinir el Pilar Social Europeo”, ha señalado la ministra española.

Díaz ha destacado la coincidencia en dos elementos de centralidad: la presidencia europea de Portugal y del comité de seguimiento de la Declaración de Luxemburgo. “La Economía Social es resiliente, y coloca a las personas en el centro, favoreciendo la cohesión territorial”, recordó la ministra de Trabajo. “Es central la recuperación de derechos y que la crisis no recorte derechos ni aumente la brecha de desigualdad”, sobre todo, recordó, entre los jóvenes y las mujeres de ambos países.

Posición común sobre el salario mínimo

La ministra Díaz, junto a su homóloga Mendes Godinho, ha reconocido “posiciones comunes sobre el salario mínimo como medio de garantizar un nivel de vida digno para los trabajadores, condiciones de trabajo decentes y protección para los trabajadores con bajo salario”.

“Es especialmente relevante el apartado 6 sobre el diseño de una herramienta eficaz, como son los salarios mínimos. Hoy firmamos una declaración que avanza en este sentido, con la convicción para contar con la Directiva que regula los salarios mínimos”, ha declarado Díaz.

La ministra de Trabajo ha indicado que “sus revalorizaciones han sido muy positivas para las empresas, para economía y para las personas trabajadoras más débiles. Los salarios mínimos se aplican a los trabajadores cuyas condiciones no son negociadas, que están fuera de convenio”. Ha incidido en el hecho de que “dejar fuera de la revalorización a quienes más lo necesitan es una de las mayores injusticias. Es una herramienta eficaz por el impacto de género y reducir la brecha de desigualdad”.

La ministra Mendes Godinho ha destacado la “importancia de los lazos históricos que unen a España con Portugal”, que asumirá este semestre la presidencia del Consejo de la Unión Europea, así como la colaboración desplegada en la dinamización del Diálogo Social y la colaboración en la captación de talento en las regiones transfronterizas, en el marco de una regulación del Estatuto de las personas trabajadoras a ambos lados de la frontera luso-española.

La declaración de intenciones que consolidará e impulsará la cooperación bilateral se pondrá en marcha a través de un Plan de Actividades 2021-2022, con acciones específicas en materia de empleo, seguridad laboral, formación, acción social y cooperación transfronteriza, entre sus principales elementos.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*