Ana Santiago, única andaluza ganadora en los Premios Nacionales de Artesanía 2020

La artesana Ana Santiago, en su taller ubicado en Orcera
Solo se escucha el silencio oxigenado de la sierra, el castañeteo de las maderas de los telares y el susurro de la urdimbre, multicolor como el mundo que bosqueja Ana Santiago, tejedora profesional artesana. Esta graduada social malagueña, gaditana, sevillana, jiennense, llegó a Orcera desde Chiclana de la Frontera hace seis años, dejando atrás quince años en la empresa, en un puesto directivo que no le llenaba. Y encontró en ‘El Pilarillo’ su hogar y su verdadera vocación. Teje cada pieza como si fuera única, buscando que la persona que la va a tener se sienta como ella: distinta, acogida, especial, sabiendo que se ha cuidado hasta el más mínimo detalle, que está empapada de todo el cariño. Le mueve la satisfacción del trabajo bien hecho. Cada pieza luce honestidad, autenticidad, serenidad, bienestar, satisfacción, admiración y pasión por este oficio artesano. Santiago ha sido galardonada en los Premios Nacionales de Artesanía 2020 y es la única tejedora en bajo lizo de la provincia de Jaén.

Regenta en Orcera la microempresa AyF Tejedores, ha recibido el galardón en la categoría ‘Producto’, por su trabajo ‘El Eterno Vaquero’, un trabajo de excepcional calidad y belleza, que imprime relevancia al mundo rural, que consigue importantes sinergias entre artesanía y sostenibilidad.

Uno de los telares de AyF Tejedores.

Uno de los telares de AyF Tejedores.

‘El Eterno Vaquero’ es una colección de piezas en las que el jurado ha valorado el diseño complejo, contemporáneo y de alta calidad, realizado a partir de fibras naturales recicladas de vaqueros usados. Un trabajo que incide en la importancia de la reutilización de materiales, de converger hacia un desarrollo sostenible.

Desde que empezó su trayectoria artesanal hace unos quince años, fue pionera apostando por la fibra natural, por el cuidado del medio ambiente, por un consumo responsable. Consciente de que el textil es uno de los más contaminantes, apuesta por el reciclado con piezas de uso cotidiano, como es el tejido vaquero, en un continuo bucle de estrenar y reutilizar. La empresa ‘Infinite Denim’, que recicla vaqueros usados, le suministra la fibra hilada adaptada a su telar, que Ana Santiago trabaja utilizando técnicas elaboradas (con ocho lizos). “En esta colección quiero mostrar cómo la artesanía en telares manuales nos acerca a otra forma de consumo: sostenible, consciente, sabiendo dónde, con qué, por quién y cómo está hecho”, explica Ana Santiago. Y con un resultado totalmente diferente y sorprendente.

Detalle de vainica a mano.

Detalle de vainica a mano.

Ana Santiago se muestra muy contenta con este premio, el máximo reconocimiento a nivel nacional, especialmente por el hecho de ser en la categoría de ‘Producto’, porque es un altavoz que recalca y certifica la calidad de su trabajo. Aunque su mayor premio día a día es siempre la satisfacción del cliente.

Bufanda de alpaca elaborada en el taller de Ana Santiago.

Bufanda de alpaca elaborada en el taller de Ana Santiago.

Ana Santiago posee la Carta de Artesana de la Administración autonómica, está inscrita en el Registro de la Junta, que es un reconocimiento oficial de la condición de artesano, y su taller -visitable- está declarado como Punto de Interés Artesanal (PIA). Además, atesora seis premios nacionales e internacionales. Esta artesana profesional crea piezas únicas de diseño, tradicionales y contemporáneas, tejidas a mano una a una en telares sin mecanizar. Piezas diseñadas y hechas en España, en Andalucía, en Jaén, en la Sierra de Segura, en Orcera. Totalmente sostenibles porque teje solo con fibras naturales de primera calidad, fibras ecológicas certificadas y fibras recicladas (lana, alpaca, mohair, algodón, yute, seda…).

Tiene dos líneas diferenciadas, natural y color, con complementos de moda y de hogar. Realiza piezas únicas y exclusivas de forma totalmente artesanal y tradicional en todas las fases del proceso de producción. El urdido, enhebrados y anudados son manuales y las piezas que intervienen en el tejido, batán y pedales y lanzadera van movidas por sus manos y sus pies. Cuenta a su vez con una amplia diversidad de técnicas y de tipos de piezas (todas van lavadas y planchadas), naturales o con mucho colorido y acabados impecables.

Un universo de telares, útiles y herramientas

Su taller está a seis kilómetros de Orcera, en la comarca de la Sierra de Segura, en pleno Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, el espacio natural protegido más extenso de España, en el noreste de la provincia de Jaén. Una vez se llega a Orcera, se atraviesa el pueblo en dirección a Benatae, a la altura de la Fuente del Convento, se gira a la derecha y todo seguido en dirección a la aldea La Hueta. Allí, a pie de carretera está la Casa Forestal ‘El Pilarillo’, donde se ubica AyF Tejedores, Ana y Fran Tejedores, el taller visitable de Ana Santiago Lineros, tejedora artesana. Así lo explica en su web (ayftejedores.es), con la sencillez, autenticidad y cercanía de la gente serrana, de la gente artesana.

Uno de los telares con que cuenta el taller de la artesana.

Uno de los telares con que cuenta el taller de la artesana.

En ‘El Pilarillo’ el visitante puede participar en una visita guiada personalizada, donde tiene la oportunidad de conocer de primera mano el oficio de tejedor artesano, puede ver el funcionamiento de algunos de sus telares sin mecanizar, las fibras naturales, los útiles y herramientas, y la exposición de piezas terminadas, que se pueden adquirir tanto en la tienda física como ‘online’.

El trabajo y esfuerzo diarios

Santiago valora el premio pero es consciente de que la clave del éxito es el trabajo y esfuerzo diarios aderezados con muchas ganas. Sabe que para que la artesanía sobreviva necesita de un reconocimiento oficial, que se acredite lo que es artesano y lo que no.

Cojines de lana merino y alpaca.

Cojines de lana merino y alpaca.

Para Ana Santiago está claro que en el consumo no todo vale y ella lo demuestra moviendo sus telares con fibras naturales, recicladas, cuidando el mundo y vistiéndolo cálido, acogedor y hermoso. Se siente feliz de ser artesana profesional, de formar parte de un gremio que representa las capacidades creativas que Andalucía tiene como pueblo, como comunidad. La artesanía tiene muchos valores añadidos y en esa senda va a seguir, creciendo y descubriendo.

Esta mujer hace grande la artesanía, con seis prestigiosos premios nacionales e internacionales en su haber, con un trabajo excelso que la hacen seguir siendo sencilla y cercana. Ana Santiago no quiere producir muchas prendas, porque según dice el mundo está lleno de ropajes, sino unas pocas, naturales, singulares, únicas como cada persona.

Desde su taller en la comarca de la Sierra de Segura, esta artesana es pionera en la apuesta por la fibra natural, el cuidado del medio ambiente y el consumo responsable

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*