Opinión



Más de 100 comuneros de El Fresno Guadalquivir reciben concesiones de agua superficial para 318 Ha

Se cerrarán 170 pozos en el entorno de Doñana

Más de un centenar de comuneros de El Fresno Guadalquivir han recibido hoy las concesiones de agua superficial para un total de 318 hectáreas, unos agricultores que eran beneficiarios del trasvase de 4,99 hm3 al Condado. 

Así lo ha explicado su presidente, Cristóbal Picón, quien ha recordado que se trata de una petición histórica, de agricultores que participaron en las obras declaradas de Interés General del Estado del trasvase de 4,99 hm3, con tierras calificadas como de regadío en el Plan Especial de los Regadíos de la Corona Norte de Doñana y con una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) resuelta favorablemente. “Por fin tienen las concesiones de riego que llevan tantos años esperando”, ha explicado. Además, Picón ha recordado que este agua es “una garantía para los comuneros, para los cultivos y para el medio ambiente”. En este sentido, ha hecho hincapié en que tanto El Fresno como El Fresno Guadalquivir son comunidades de regantes “modélicas”, con técnicas pioneras que “hacen compatible la agricultura con el medio ambiente”.

Estas concesiones de riego permiten sustituir un total de 4,27 hm3 de agua de riego, hasta ahora subterránea, por superficial y el cierre total de más de 150 pozos, que se suman a los 250 que ya se cerraron en 2018 con las concesiones recibidas para 496 hectáreas.

Según ha explicado el presidente de El Fresno, Ángel Gorostidi, ambas comunidades de regantes ofrecen agua superficial a más de 4.000 hectáreas de regadío incluidas en el Plan Especial de los Regadíos de la Corona Norte de Doñana. El acto de hoy ha sido “un gran paso para todos”, que supone “una gran apuesta por el agua superficial, el cierre de pozos, la apuesta por cultivos más sostenibles y el ahorro de agua”.

Para acoger este agua, la comunidad de regantes construirá una balsa de almacenamiento de 500.000 m3, la mayor de las que existen en la provincia de Huelva, con una superficie aproximada de 15 hectáreas. Estas inversiones, realizadas por el propio agricultor, supondrán “seguir mirando al futuro y sumar garantías al cuidado y respeto del medio ambiente, compatible totalmente con la agricultura”.

 

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*