PSOE dice que la nueva ley de Educación “afianzará la escuela pública, tan castigada por los recortes del PP”

Susana Rivas, responsable de Educación del PSOE de Huelva

La responsable de Educación del PSOE de Huelva, Susana Rivas, ha asegurado que la nueva Ley estatal de Educación, la Lomloe, “es un paso en firme para reforzar la consolidación de la escuela pública, tan castigada por los recortes en los años del PP que trajo consigo la Lomce para favorecer el negocio privado en la enseñanza, en detrimento del sector público”.

Rivas ha indicado que la anterior ley de educación “ofrecía una escuela para una sociedad que ya no existe. De hecho, “la pandemia nos ha enfrentado a las debilidades de nuestro sistema y, por tanto, la reforma del sistema educativo no podía esperar”.

Rivas ha subrayado el amplio apoyo a esta nueva Ley que “limita privilegios” y cuyo objetivo es el de “garantizar la máxima calidad de enseñanza al alumnado, supone un impulso a la modernización de nuestro sistema educativo, mejorando su financiación, la carrera profesional docente, tratando de que la enseñanza sea personalizada y no deje a nadie atrás. Se basa en la defensa de la igualdad y de la escuela pública, que defiende los principios de equidad y de inclusión”.

Por ello, la socialista ha lamentado “las falsedades e interpretaciones torticeras” de formaciones políticas como el PP contra la misma porque, “en absoluto, ni en ningún caso, el castellano va a desaparecer de las aulas, los centros de educación especial no se cerrarán, la concertada no corre peligro y la Religión seguirá en la oferta obligatoria, aunque sin contar para el expediente ni para las becas”.

A su juicio, las familias “seguirán teniendo libertad de elección de centro”. De hecho, la ley “asegura que el proceso de admisión en los distintos centros sea más transparente y que la administración verifique que los centros educativos sostenidos con fondos públicos no discriminan a ningún estudiante por sus condiciones socioeconómicas o de cualquier otra naturaleza. Y prohibirá que los centros sostenidos con fondos públicos puedan segregar por sexo al alumnado”.

Además, añade que primará en el proceso de admisión la proximidad de centro al domicilio o lugar de trabajo de los padres, la existencia de hermanos o hermanas matriculados en el centro y la renta per cápita familiar. Y ningún criterio por sí solo (excepto el de proximidad) podrá suponer más del 30% de los puntos, “algo justo e igualitario”.

Rivas ha enfatizado que la Lomloe “nace del consenso con la comunidad educativa y del acuerdo en 2013 de diez grupos para acabar con la peor ley educativa de la democracia, como fue la ley Wert. De hecho, la nueva Ley de Educación se ha elaborado desde el Gobierno de España contando con cientos de colectivos educativos y contemplando más de 330 enmiendas de los grupos políticos”.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*