Divertirnos con familiares y amigos en la red

Acabamos de pasar unas navidades del todo atípicas, en la que apenas hemos podido ver a nuestros allegados ni disfrutar demasiado tiempo de su compañía. La necesidad de frenar la creciente oleada de contagiados nos ha obligado a extremar las precauciones y no poder juntar a toda la familia o un gran grupo de amigos en una misma mesa.

Pero eso no es motivo para que, a partir de ahora, no podamos divertirnos todos juntos y pasar un buen rato gracias a la conectividad que nos ofrece internet. Por ejemplo, esas partidas al bingo que reunía a todos con un cartón en la mano serán más difíciles de recrear, pero para eso la industria del casino online ha sabido ofrecer todo tipo de soluciones y entretenimientos. Acercarnos a este mundo puede abrirnos un sinfín de posibilidades para entretenernos en los momentos más complicados.

Cada día es más habitual utilizar los recursos online por muchos motivos, desde las conferencias y reuniones de trabajo hasta compartir documentos y muchos más archivos con cualquiera a quien le entreguemos el enlace. Pero también existe un hueco para la diversión, ya que seguro que sabes que muchos videojuegos de consola y PC ofrecen la opción de jugar online con nuestros amigos; por lo que lo tenemos más fácil que nunca.

Podemos recordar esas sobremesas con una partida en la que incluyamos a muchos amigos y familiares; y ni siquiera tiene por qué ser un juego complicado o extremadamente competitivo. Hay para todos los gustos y colores, y seguro que no será difícil poneros de acuerdo. Claro que no hay comparación con sentirse unos cerca de otros, compartiendo los últimos bocados o sorbos de la noche; pero las alternativas pueden seguir siendo válidas.

Como decimos, juegos de mesa tan clásicos como el Parchís, el Monopoly o el Risk pueden descargarse para teléfonos y ordenadores; por lo que podemos echar una de esas largas partidas entre todos los que queramos. Y, no nos engañemos, nunca está de más escuchar quejarse al que siempre pierde.

También tenemos la opción de los juegos de casino: blackjack, póker, dados, el bingo antes mencionado… Podremos disfrutar de una velada agradable con nuestros amigos de forma gratuita y, si la noche se va calentando, incluso conseguir algunos bonos para jugar y terminar mejor de lo que empezamos.

Hay muchas más formas e jugar, como el Pictionary o el juego de adivinar personajes o películas; todos disponibles si indagamos un poco en la red. Con un dispositivo móvil o un ordenador tendremos horas de juego incalculables para retomar el contacto con los nuestros. Muchas personas han acabado el año algo desubicadas y es el momento de volver a hacer piña.

Veremos cuánto dura esta situación y cómo podemos volver a lo que teníamos antes, pero mientras tanto debemos tirar de inventiva y creatividad para divertirnos en familia o echar la tarde con los amigos. Sin duda, internet es de gran ayuda para sentirnos más cerca, aunque estemos lejos.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*