El PSOE señala que “la parálisis que provoca la Junta” en la Ley de Dependencia “afecta a cientos de onubenses”

Manuela Serrano, parlamentaria por el PSOE de Huelva

La parlamentaria andaluza por el PSOE de Huelva Manuela Serrano ha señalado que “la parálisis que provoca el Gobierno andaluz” en la Ley de Dependencia “arroja fuera del sistema a cientos de onubenses”.

Serrano ha indicado que, cuando se cumplen dos años del Gobierno de la Junta de Andalucía, el balance de la atención a la dependencia “se sitúa al nivel de la asistencia sanitaria y de la educación, de manera que el cómputo general de la aplicación de derechos sociales, de desarrollo de las leyes sociales no puede ser más desastroso y negativo”. A su juicio, Moreno Bonilla, “definitivamente, ha dejado de lado las políticas sociales y resigna a la desprotección a las personas más vulnerables de la sociedad”.

La situación es “de parálisis total, las listas de espera suben, la renta mínima de inclusión social no se aplica, con recortes de 150 millones de euros en dos años, la alianza contra la pobreza infantil tampoco se ve por ninguna parte que alguien de este gobierno se preocupe de tal cosa”, ha sentenciado la parlamentaria onubense. Y es que, según ha indicado, “los días que una persona tiene que esperar para que se le reconozca la atención en dependencia es de 621, casi dos años; para la renta mínima, la espera se alarga hasta los 18 meses, año y medio; para tener derecho a una pensión no contributiva, 13 meses, más de un año; y para ser valorado por una discapacidad, 12 meses, un año”.

Los datos “son los que son y son tozudos. Con ellos en la mano, podemos afirmar sin equivocarnos lo más mínimo que en Andalucía y en Huelva impera el caos en la aplicación de políticas sociales; y que las personas que más necesitan de un Gobierno se encuentran desprotegidas, abandonadas a su suerte, porque hay que pensar que mientras tanto esperan, ¿qué ocurre? Los mayores mueren esperando su atención, el sistema no les vale, no les da respuestas. No puede ser. La situación es insostenible”, ha remarcado Serrano.

En opinión de la parlamentaria socialista, “las leyes sociales brillan por su ausencia: la de Participación Ciudadana, la de Voluntariado, la de Discapacidad, la de LGTBI, la de Servicios Sociales…, son normativas que arrancaron con el último Gobierno socialista y que este nuevo Gobierno de PP-Cs y el inestimable y necesario apoyo de Vox ha dejado olvidadas, con el perjuicio que supone para las personas, insisto, en su mayoría, personas vulnerables o que padecen, por su condición, los reveses de un entorno desfavorable”.

Con la situación de pandemia y la crisis económica que atraviesa la sociedad, “lo último que debe hacer un Gobierno es dar la espalda a la gente, porque si un anciano o una persona dependiente no recibe la ayuda necesaria, el mal no se le hace solo a esa persona en cuestión, sino a todo su entorno familiar y cercano, porque alguien tendrá que dejar su vida y su trabajo para cuidar de quien lo necesita”, ha matizado.

La Ley de Dependencia, “tan criticada siempre, desde que los socialistas la propusimos cuando gobernaba José Luis Rodríguez Zapatero, siempre tuvo un enemigo feroz, el Partido Popular y las clases más pudientes, aquellas personas que gracias a su acomodada situación y su nula preocupación por sus cuentas bancarias no tienen ningún problema para contratar o pagar a una persona que les cubra sus necesidades, pero esa situación es de una parte mínima de la población, la mayoría de los mortales necesitan una ayuda que, por otro lado, viene derivada de los impuestos que pagamos, por tanto, la ayuda es un derecho que en estos momentos está fuera del alcance de quien debe disfrutarlo”, ha finalizado.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*