Adelante exige al alcalde que intervenga ante “el abandono total” que sufre la barriada Marismas del Odiel

Mónica Rossi en Marismas del Odiel

La portavoz de Adelante en el Ayuntamiento de Huelva, Mónica Rossi, ha estado en la barriada de Marismas del Odiel para conocer de primera mano el “estado de abandono” en el que se encuentra y elevar al Ayuntamiento de la capital las reivindicaciones que “desde hace mucho tiempo tienen sus vecinos, sin obtener respuestas ni soluciones para ello”. Rossi lamenta que esta barriada, como otras de la ciudad de Huelva, “es una muestra de cómo el alcalde no presta ninguna atención a las condiciones de vida de la población que vive en los barrios de clase trabajadora”.

En primer lugar, Rossi exige al Ayuntamiento de Huelva que “escuche a los vecinos y se ponga a trabajar para dotar de viales transitables” a esta barriada para que tenga una conexión “digna y segura” con las zonas aledañas.

En la barriada Marismas del Odiel actualmente, la denominada Avenida Miramar, ubicada en un extremo de la misma hacia el lado de las marismas, “no es más que una calle incomprensiblemente cortada por ambos lados, lo que impide el acceso de los servicios de urgencia como ambulancias o bomberos, provocando situaciones de riesgo para sus habitantes que no se pueden tolerar”, ha explicado Rossi y ha añadido que esta calle “permanece cortada al tráfico por el extremo en dirección hacia la barriada de la Navidad, mientras que por el otro lado termina en un talud de tierra que da a un descampado, al otro lado del cual se encuentran las 100 viviendas del programa casa por casa de Marismas del Odiel, en un estado de incomprensible desconexión”.

Por ello, Rossi reclama al alcalde que “se ponga a trabajar” para acabar con “esta absurda y muy perjudicial” situación, construyendo los viales para conectar la barriada Marismas del Odiel con su entorno y garantizar a sus vecinos vivir en condiciones seguras y facilitar su día a día.

Rossi añade que el “penoso” estado de todas las calles de Marismas del Odiel demuestran que el Ayuntamiento “discrimina” a sus vecinos, ya que “sus calles se encuentran en un estado lamentable de abandono, donde además de acumularse basuras, no cuentan con un mantenimiento mínimo y a su alrededor y hasta en plena barriada hay vertederos improvisados con todo tipo de materiales, formando estercoleros situados junto a las viviendas, ante los que los servicios municipales tienen que intervenir”.

Rossi denuncia además que en Marismas del Odiel el problema de las infraviviendas “sigue sin solucionarse”, ya que “junto a casas en condiciones precarias hay solares abandonados, con la amenaza de convertirse en albergues chabolistas, mientras quedan numerosas casas abandonadas que siguen en pie, haciendo que el problema de la infravivienda por el que se puso en marcha el programa casa por casa, siga siendo una realidad ante la que queda mucho por hacer todavía”.

Por ello, Rossi reclama, tanto al Ayuntamiento como a la Junta de Andalucía, que “se apresuren a cumplir con la construcción de las más de 200 viviendas que quedan pendientes del programa Casa por Casa para que los habitantes de esta barriada puedan acceder a viviendas dignas y en mejores condiciones de seguridad y salubridad”.
“Aunque lo más urgente es que el alcalde de Huelva deje de mirar a otro lado y se ocupe de esta barriada que presenta un estado de abandono total y condiciones impresentables e inseguras porque su población tiene los mismos derechos que el resto de Huelva”, añade Rossi.

En la barriada Marismas del Odiel viven más de 200 familias, aunque su población sigue creciendo, “en unas condiciones de habitabilidad y de ausencia de servicios básicos y sociales cada vez peores”, puntualiza Rossi.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*