Punta Umbría, Cartaya, Aljaraque, Aracena, Beas y Villarrasa recuperan su actividad no esencial el miércoles

Higuera de la Sierra y Nerva abandonan el cierre perimetral y Alájar cerrará comercios y hostelería

Una calle céntrica de Cartaya (Huelva)

Los municipios de Higuera de la Sierra y Nerva suspenderán su cierre perimetral a partir de este miércoles y Punta Umbría, Cartaya, Aljaraque, Aracena, Villarrasa y Beas recuperan su actividad no esencial, si bien seguirán cerrados perimetralmente. Por su parte, Alájar empeora su situación al pasar al nivel 4, grado 2, por lo que, además del cierre perimetral tendrá que suspender toda actividad no esencial.

El Comité Territorial de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto de Huelva, presidido por la delegada territorial de Salud y Familias, Manuela Caro, se ha vuelto a reunir este lunes por vía telemática para analizar los datos epidemiológicos de incidencia del Covid-19 en la provincia.

Tanto Higuera de la Sierra como Nerva presentan este lunes una tasa de incidencia de Covid-19 por debajo de 500 casos por 10.000 habitantes. Concretamente, la tasa de Higuera de la Sierra en 232,4 y la de Nerva en 386,9.

Así, se meten en el grupo de municipios que no tienen restricciones de cierre perimetral ni de actividad no esencial, que son Aroche, Nerva, Arroyomolino de León, Cala, Campofrío, Castaño del Robledo, Cortelazor, Corteconcepción, Cumbres Mayores, Cumbres de Enmedio, Cumbres de San Bartolomé, El Almendro, El Campillo, El Cerro de Andévalo, El Granado, Fuenteheridos, Galaroza, Higuera de la Sierra. Hinojales, Hinojo, La Granada de Río-Tinto, La Nava, La Zarza – Perrunal, Linares de la Sierra, Los Marines, Minas de Riotinto, Puerto Moral, Rosal de la Frontera, San Silvestre se Guzmán, Sanlúcar de Guadiana, Santa Ana la Real, Santa Bárbara de Casa, Santa Olalla del Cala, Valdelarco y Zufre.

Por otro lado, Punta Umbría, Cartaya, Aljaraque, Aracena y Beas recuperan su actividad no esencial al pasar del nivel 4 grado 2 a nivel 4 grado 1, ya que bajan de 1.000 casos por 100.000 habitantes, pero tendrán que continuar con el cierre perimetral, porque esa tasa es superior a 500. Así, Punta Umbría registra una tasa de 924,8, Cartaya de 717, Aljaraque de 610, Aracena de 569,4 y Beas de 875,4.

Los municipios con cierre perimetral y cese de actividad no esencial son Alájar, Ayamonte, Berrocal, Bollullos Par del Condado, Bonares, Cabezas Rubias, Calañas, El Cerro de Andévalo, Encinasola, Isla Cristina, La Palma del Condado, Lepe, Paymogo, Rociana del Condado, San Bartolomé de la Torre, San Juan del Puerto, Villablanca, Villalba del Alcor, Villanueva de las Cruces, Villanueva de los Castillejos, Villarrasa y Zalamea la Real.

Las localidades que sólo tienen cierre perimetral son Aljaraque, Almonte, Almonaster la Real, Alosno, Aracena, Beas, Cañaveral de León, Cartaya, Chucena, Cortegana, Escacena del Campo, Gibraleón, Huelva capital, Jabugo, Lucena del Puerto, Manzanilla, Moguer, Niebla, Palos de la Frontera, Paterna del Campo, Puebla de Guzmán, Punta Umbría, Trigueros y Valverde del Camino.

El Comité Territorial de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto realizará un seguimiento continuo de la situación epidemiológica e informará sobre la necesidad de mantener o modular los niveles de alerta y sus grados según el riesgo sanitario y la proporcionalidad de las medidas.

Las medidas señaladas entran en vigor a las 00.00 del miércoles, 10 de febrero, tras su publicación en BOJA. Hasta ese momento, los municipios permanecen en la situación adjudicada previamente y afectados por las medidas correspondientes a esa situación.

El periodo mínimo de cumplimiento de las medidas ha quedado establecido en 14 días, aunque se está estudiando reducirlo a 10.

Sé el primero en comentar...

Escribe una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*